santa cruz

Santa Cruz acoge el rodaje de una superproducción de la saga Bourne

Casi una veintena de personas acudió ayer a la reunión con la productora, presidida por Bermúdez. | DA
Casi una veintena de personas acudió ayer a la reunión con la productora, presidida por Bermúdez. | DA

Las calles de Santa Cruz de Tenerife se convertirán este otoño en el escenario en el que el actor estadounidense Matt Damon volverá a meterse en la piel del espía Jason Bourne (tal y como lo hiciera en las tres primeras películas), en la que será la quinta entrega de esta saga cinematográfica y que en esta ocasión estará dirigida por Paul Greengrass, que ya estuvo al frente de la segunda y tercera parte.
La noticia se conocía ayer después de que el Ayuntamiento de Santa Cruz hiciera público, mediante un comunicado, que la capital acogería el rodaje de una superproducción cinematográfica de Hollywood durante cinco semanas, aunque en el mismo no se hacía referencia alguna ni al protagonista, ni a la película y ni siquiera a la productora.

Según ha podido saber este medio a través de distintas fuentes, la productora, Universal Pictures, pidió expresamente al Ayuntamiento que no hiciera públicos estos datos, los que finalmente se han filtrado desde otros estamentos.

Será la mayor producción hasta ahora realizada en un entorno urbano en España

En la nota difundida por el Consistorio, se señala que el alcalde, José Manuel Bermúdez, mantuvo una reunión con los representantes de la compañía estadounidense encargada del rodaje de esta superproducción. Este encuentro de trabajo contó además con la participación de concejales de distintas áreas y representantes de los servicios municipales, para poner en marcha la organización del rodaje que va a convertir a la ciudad en un plató de cine. El alcalde calificó este hecho como “una noticia extraordinaria para Santa Cruz, puesto que va a suponer casi cinco semanas de rodaje de una superproducción internacional en nuestra ciudad, algo que además va a tener una repercusión a todos los niveles para promocionar el municipio”.

Bermúdez explicó que conseguir que una parte de esta película se grabe en Santa Cruz “es el resultado de muchas gestiones y varios años de trabajo. Estamos ante la primera ocasión en la que Santa Cruz acoge una producción de este calibre y eso que hemos competido con otras muchas localizaciones a nivel internacional y nacional”. Según confirmaron los productores, este rodaje será el de mayores dimensiones que se ha realizado en un entorno urbano en España y durante tanto tiempo.

PLATÓ EN VALLESECO
Las molestias que se van a desprender de un rodaje de estas dimensiones obliga a llevar a cabo una campaña de información sobre todas las posibles afecciones a la vida cotidiana, tanto a la ciudadanía como al sector comercial, empresarios y responsables de la planta alojativa hotelera de la ciudad. Hay que tener en cuenta que muchos de los rodajes previstos tendrán que realizarse en horario nocturno y que, según las necesidades expresadas, se modificará el aspecto de la ciudad temporalmente. Las playas de la capital, incluida la de Valleseco, o las principales calles de la capital, se verán transformadas con la construcción de grandes decorados, ambientaciones de las vías públicas, acciones estéticas puntuales sobre edificios o el desplazamiento del mobiliario urbano serán algunas de las cuestiones para las que se prepara la ciudad.

Matt Damon como Jason Bourne. | DA
Matt Damon como Jason Bourne. | DA

Casi 400 extras para acompañar a Matt Damon
Según los cálculos de producción, durante las cinco semanas que dure el rodaje, desembarcará en la capital tinerfeña un equipo compuesto por unas 600 personas, además del material técnico de alto nivel. Asimismo, también se prevé la necesidad de contratar a casi 400 extras para la película. En este aspecto, el alcalde apuntó que “lógicamente, hemos pedido a la productora que en la mayoría de esas contrataciones se priorice a personas desempleadas residentes en Santa Cruz”. El alcalde desveló que una de las claves para que se eligiera la capital ha sido “nuestra capacidad para organizar grandes eventos multitudinarios como el Carnaval. Saben que estamos acostumbrados a gestionar grandes dispositivos de seguridad y de tráfico”.