CANDELARIA

El secretario descarta la incompatibilidad de ediles

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Candelaria aprobó el viernes las delegaciones y las retribuciones del equipo de gobierno y los siete cargos de confianza, que totalizan algo más de 600.000 euros anuales. Un pleno que terminó, tras un largo repaso al organigrama de trabajo de la nueva Corporación -los plenos seguirán siendo por la mañana, pese a que CC y oposición coinciden en que sería mejor por las tardes-, con la lectura pormenorizada de los sueldos de la alcaldesa, 11 concejales (Fernando Alduán, jubilado, no cobra) y siete personas de confianza, los tres de Coalición Canaria, los siguientes en la lista electoral que no fueron elegidos el 24 de mayo.

Conocido el “ligero aumento”, así lo calificó Mari Brito, de los sueldos, las principales objeciones de la oposición fueron la distribución de las áreas y la posible incompatibilidad de algunos de los concejales con su cargo público y su actividad profesional, algo que el secretario aclaró: “Todos deben saber cuál es la Ley y la actividad que no pueden realizar en el entorno municipal”. En este sentido, el portavoz del PP, Juan Miguel Olivera, sin nombrarlo, le dedicó una andanada al primer teniente de alcalde, el nacionalista Juan Carlos Armas, que estará dedicado al Ayuntamiento el 75% (28 horas semanales). El diseñador de moda y organizador de galas -la misma noche del viernes dirigió la de San Pedro, en Güímar- cobrará 40.000 euros brutos al año (2.857,14 al mes). “El Ayuntamiento de Candelaria no es la pasarela Cibeles ni Gaudí, ni esto es Tenerife Moda”.

Mayca Coello, de Sí se puede, también alertó de incompatibilidad y el hecho de que el concejal de Hacienda llevara las cuentas del municipio “a tiempo parcial” o que la propia alcaldesa llevara tantas áreas (Empleo, Desarrollo Local, Nuevas Tecnologías y Comunicación) y se crearan otras que podrían estar encuadradas en una o dos (Fiestas, Actos Recreativos, Cultura, Identidad Canaria, Tradiciones).