fútbol femenino>

El sueño del McDonald’s se hizo realidad

La cara y la cruz se reflejó al final del partido entre las jugadoras tinerfeñas y sevillanas./ LINCE ESTADIO DEPORTIVO  Las jugadoras del equipo tinerfeño festejaron ayer en tierras sevillanas el histórico ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino. / LINCE ESTADIO DEPORTIVO
<
>
Las jugadoras del equipo tinerfeño festejaron ayer en tierras sevillanas el histórico ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino. / LINCE ESTADIO DEPORTIVO

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Granadilla Tenerife Sur McDonald’s hizo ayer historia en tierras sevillanas tras lograr el ascenso a la Primera División, después de empatar 3-3 en la Ciudad Deportiva Luis del Sol ante el Real Betis. En la ida, el grupo de Toni Ayala se impuso a las verdiblancas 3-1.

A pesar del esfuerzo que pusieron en el terreno de juego, las jugadoras de María Pry no fueron capaces de imponerse a un rival que supo jugar sus cartas desde primera hora. El encuentro entre el Real Betis y el Tenerife Sur Granadilla McDonald’s fue un auténtico choque de trenes. Ambas escuadras salieron desde el principio a ganar y dejaron un dulce espectáculo para el aficionado.

El marcador se movió pronto a favor de las verdiblancas. Un gol de Martita a los 9 minutos hizo creer desde el principio en la remontada, esa de la que tanto se habló desde que el colegiado pitó el final en tierras tinerfeñas y en el que las béticas debían neutralizar un 3-1. Pero el sabor del preciado tesoro se amargó con la respuesta del conjunto visitante dos minutos más tarde, pues la diana de María José empató el partido. La delantera, que brilló en la ida y también en la vuelta, tiró en todo momento de sus compañeras para que no se vieran superadas por el encuentro. Un toma y daca de ambos equipos en el que las verdiblancas salieron vencedoras gracias al tanto en el 13’ de Paulita, que tras recorrer la banda como si la vida le fuera en ello empujó un balón que le llegó por la banda izquierda. No había pasado ni el primer cuarto de hora y ya había tres goles en el marcador.

El resultado seguía eliminando a las de Pry, que sabían de la importancia de no dejar encajar ningún gol más y anotar el que empatara la eliminatoria. Así pues, con un 2-1 el encuentro se fue al descanso.

De poder a poder
A la vuelta de vestuarios se mascaba en el ambiente los nervios, las ganas de hacer algo glorioso. Las béticas tuvieron la primera ocasión, obra de Irene, que tras una falta sacada rápida, encaró a Pili en busca del tercero, pero la cancerbera achicó bien y evitó que la escuadra verdiblanca anotara el gol que empatara la eliminatoria.

El golpe definitivo para las locales llegó con el empate 2-2 del Granadilla en el 58. Lo asestó la recién incorporada Ana, que en una genial contra por banda derecha de María José llegó la igualada de nuevo.

Siete minutos después llegó la sentencia definitiva cuando María José culminó una contra perfecta ante la guardameta del Betis para lograr el 2-3.

A pesar de todo, no se rindió el conjunto verdiblanco y siguió intentándolo. Un buen tiro de Martita desde fuera del área que se topó con el larguero ante la atenta mirada de la defensa del equipo visitante pudo suponer el empate, pero hubo que esperar hasta el minuto 74 cuando Beita igualaba otra vez la contienda tras un error de Pili, que no atajó el esférico con precisión.

Al final se consumó el ascenso del Granadilla Tenerife McDonald’s, que el próximo curso estará con los grandes.