Unos 500 enfermeros de la Isla cambian de destino casi a diario

Las muestras de los alimentos se han enviado Sede de la Consejería de Sanidad en Santa Cruz de Tenerife. / DA
Las muestras de los alimentos se han enviado Sede de la Consejería de Sanidad en Santa Cruz de Tenerife. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

A la espera de que se cierren o se materialicen los distintos procesos de Oferta Pública de Empleo (OPE) abiertos por la Consejería de Sanidad saliente, y de lo que puedan hacer los nuevos responsables del departamento regional, la eventualidad continúa siendo la nota dominante en el Servicio Canario de la Salud (SCS). Especialmente sangrante es la situación de los enfermeros, los más afectados por los continuos retrasos en las oposiciones convocadas en 2007, que debían de dar estabilidad a buena parte del colectivo que ejerce actualmente en el Archipiélago.

Sin embargo, y solo en la isla de Tenerife, todavía hoy son al menos medio millar de profesionales los que se ven obligados prácticamente a diario a cambiar de destino, cubriendo sustituciones o bajas de otros compañeros. Se trata de una situación que desde hace años viene denunciando el Sindicato de Enfermería (Satse) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que ha solicitado en varias ocasiones a la Consejería de Sanidad que al menos se permita a los integrantes de la lista de contratación renunciar a un contrato por “causas justificadas” y que no se les coloque al final de la misma por rechazarlo.

“Son los esclavos del siglo XXI”, expone irónica y gráficamente Ramona Mendoza, delegada sindical de Satse en el Hospital de La Candelaria, donde cada día -especialmente durante la época no estival- decenas de enfermeros acuden solícitos a las llamadas del SCS. “Aunque seas de Guía de Isora, El Tanque o Arafo te pueden llamar para que te presentes en un centro de salud de La Victoria, y si no respondes antes de las 72 horas, te ponen al final de la lista o pueden llegar a sancionarte”, incide Rosa, una enfermera afectada por este problema que suma ya casi ocho años con contratos por días o incluso horas. En su opinión, el aumento de la jornada laboral en dos horas y media semanales ha generado una enorme “desorganización” que está afectando a la calidad asistencial que se ofrece en los centros de salud y hospitales.

Una opinión que comparten los sindicatos, quienes recalcan que “desde el año 2007 todas las promociones de Enfermería están afectadas por este tipo de situaciones, aunque hasta 2011 la eventualidad era menor y los contratos se prolongaban con algo más de frecuencia”.

Causas justificadas para “desactivarse”
El Sindicato de Enfermería en Santa Cruz de Tenerife, después de años de reivindicación, logró hace dos meses que Consejería de Sanidad permitiese a los trabajadores eventuales “desactivarse” de la lista de contrataciones por causas justificadas y relacionadas con la conciliación de la vida familiar y laboral (nacimiento o adopción, matrimonio o pareja de hecho, enfermedad o intervención quirúrgica, fallecimiento de un familiar, cuidado de hijos, situaciones de violencia de género, etcétera). Esta justificación debe ser por escrito, y teóricamente se respeta el orden de prelación en la misma mientras dure la situación que generó dicha congelación.

La propuesta de Satse, que de momento solo se aplica en Primaria de Tenerife y el Hospital de La Candelaria, incluía además que se estudiase la lista de contratación, se confeccionase con una periodicidad determinada (semanal, quincenal, mensual…) y se pueda ampliar en tantos números como enfermeros se excluyan, con el objetivo de mantener la suficiente cobertura asistencial. Además, el sindicato solicitó que se tuviera en cuenta, en caso de llamamiento urgente, la hora en que el servicio de contrataciones contacta con el trabajador.