tenerife>

Unos 6.500 tinerfeños residen en zonas de riesgo de incendio forestal

El uso inadecuado del fuego es la principal causa de incendio forestal. | DA
El uso inadecuado del fuego es la principal causa de incendio forestal. | DA

En las zonas de riesgo de incendio forestal en la Isla, denominadas áreas de interfase, residen en estos momentos unas 6.500 personas, distribuidas en poblaciones de menos de 100 habitantes o en núcleos dispersos. Precisamente, a este conjunto de la población va dirigida la nueva campaña de concienciación e información sobre el peligro del fuego en estas áreas puesta en marcha por el Cabildo tinerfeño y Red Eléctrica de España (REE). En estas zonas de medianías se produce el 50% aproximadamente de los incendios forestales en Tenerife, de ahí la importancia de sensibilizar a los residentes del uso adecuado de las llamas, para evitar conatos, al igual que dar una serie de pautas sobre cómo actuar en caso de incendio.

La campaña fue dada a conocer ayer por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la delegada en Canarias de REE, Ainara Irigoyen, y el técnico de extinción de incendios forestales del área de Medio Ambiente, Florencio López, que detallaron que las acciones se iniciarán el próximo 1 de julio con el fin de que se prolongue hasta mediados de octubre, coincidiendo con la culminación del operativo Brifor. Alonso recordó que el Cabildo lleva a cabo otra serie de acciones para la prevención en materia de incendios forestales y matizó que un porcentaje importante de estos se produce por la actividad humana. Irigoyen añadió que esta acción se enmarca en un convenio más amplio con el Gobierno insular por parte de Red Eléctrica y recalcó el compromiso de la entidad en materia de biodiversidad.

El técnico insular hizo hincapié en que las zonas más sensibles para el riesgo del fuego son las medianías y las áreas urbanas y añadió que la primera causa de incendio es el uso inadecuado de las llamas. La idea es llevar a cabo cada sábado un encuentro en cada municipio con sus vecinos donde, además de material explicativo, se proyectarán unos vídeos en los que se dan las pautas para actuar en caso de fuego.

La población de las zonas de interfase realiza actividades que potencialmente pueden producir incendios como quemas agrícolas o forestales y de regeneración de pastos, quemas de basuras, hogueras por fiestas, fuegos artificiales y voladores, barbacoas, maquinaria, radiales o soldadores y colillas, entre otras. Otro de los problemas detectados es la falta de concienciación del peligro que tienen las personas que viven en esta zona, como evidencia la falta de mantenimiento de las fajas alrededor de viviendas y otros cuidados.