en la carrera

Adiós, grúas piratas

El otro día mi hijo me escuchaba hablar por teléfono con José Luis Tacoronte, el presidente de la Asociación Canaria de Empresas de Auxilio en Carretera, ACEAC, y le llamó la atención que dijera en la conversación “se acabaron ya los piratas”. Así, cuando colgué, no entendiendo de qué hablaba su padre, me preguntó, curiosidad infantil, que quién era el pirata. Claro, pensó que me refería al Capitán Garfio de Peter Pan, o a Jack Sparrow de Piratas del Caribe, o a nuestro Amaro Pargo, tinerfeño. Le expliqué, obviamente, que no hablaba de los piratas de ficción, sino que era una expresión de mayores, y que realmente me refería a las grúas ilegales, las grúas que cargan coches sin tener su documentación en regla o incumplir con la normativa vigente. Son cosas de niños, pero es simpático que él vea a un Jack Sparrow tras el volante de una grúa, se imaginan. Saliendo del malentendido que le pude ocasionar a mi hijo Jaime, he de decir que sí se acabaron las grúas piratas, las ilegales, o por lo menos ahora el Gobierno de Canarias, cabildos y la Dirección General de Tráfico tienen vía libre en nuestras carreteras de las Islas para ponerle la señal de stop a los conductores y empresas ilegales de grúas. Así lo presentó ACEAC a sus asociados el pasado sábado 11 de julio en el Hotel Nivaria lagunero. Y aún con más claridad, así el pasado 2 de junio lo hizo saber el BOC publicando la Orden de 22 de mayo de 2015, la que ahora recoge el código ético por el que tiene que regirse este sector. Cuidado, no digo que haya grúas piratas en La Laguna, ni en Guía de Isora, ni siquiera en Santa Cruz, no tengo el radar necesario para localizarlas, ni es mi trabajo, si tuviera esa información les aseguro que podría ser una buena primera para DIARIO DE AVISOS. Lo que sí sé es que se acabó el tomarnos el pelo a los conductores con las grúas ilegales, porque una grúa ilegal significa inseguridad en la carretera, algo que ha sucedido hasta ahora. Eso, a partir de este momento empezaremos a ver grúas de color amarillo en las carreteras de Canarias, color que identifica por Ley a este sector vinculado a la emergencia. Lo mejor, estaremos más seguros. Ya era hora.