SUCESOS

Arrestada cuando mendigaba en una vía lagunera con un niño de 2 años

Efectivos de la Policía Local de La Laguna procedieron al arresto de una mujer después de que fuera sorprendida por los funcionarios cuando ejercía la mendicidad en la céntrica calle de La Carrera y, lejos de colaborar con la autoridad, se enfrentó a los mismos y llegó a agredirles, en información captada por vías extraoficiales.

La ahora detenida es una vecina de la ciudad de Los Adelantados que ha sido identificada por las iniciales E. M. G., tiene 26 años de edad y se da la circunstancia de que iba acompañada de su hijo de 2 años. El servicio se prestó minutos antes de las cuatro de la tarde del pasado lunes, cuando los agentes detectaron la presencia de esta mujer y la tierna criatura en la referida vía, exactamente en la esquina con la calle de Juan de Vera.

Cuando procedieron a identificar a la mendiga, esta desde un primer momento se mostró abiertamente hostil a la presencia de los funcionarios, negándose a dar sus datos para terminar agrediendo a uno de ellos e insultándolos, motivo por el cual terminó siendo arrestada.

En concreto, la afectada propinó un puntapié en una de las espinillas de uno de los funcionarios actuantes y dejó señales de arañazos en los brazos de ambos durante el forcejeo que se produjo cuando finalmente hubo que proceder al arresto.

Cabe apuntar que el alboroto que provocó la ahora detenida con sus gritos e insultos atrajo al lugar a otros dos agentes, en este caso pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, que en todo momento colaboraron con sus compañeros de la Local lagunera.

Por lo que respecta al pequeño, los policías locales procedieron a localizar a otros familiares del mismo, entregándolo posteriormente a su padre.

Por último cabe recordar que la práctica de la mendicidad está sancionada en la nueva ordenanza de convivencia para el municipio de La Laguna, que si bien ya ha sido aprobada provisionalmente por el Ayuntamiento, aún no se ha producido su entrada en vigor.

En cuanto al niño, la presencia de un pequeño en esas circunstancias motiva automáticamente poner en conocimiento de las autoridades especializadas el hecho para que se compruebe inmediatamente si el menor de edad recibe una atención adecuada o se encuentra desprotegido.