superconfidencial

Barrer para casa

1. Todo el mundo barre para casa. Los presidentes y los premios Nobel también. Paul Krugman, premio Nobel de Economía, ha dicho en The New York Times que los griegos se han levantado -con el “no”- contra una campaña de acoso e intimidación que a la larga lo que pretendía era derribar al Gobierno. Y Obama, preocupado por los afanes expansionistas de Putin y por la creciente agresividad de Rusia, quiere a Grecia como territorio amigo, sobre todo por su cercanía a zonas de conflicto, con presencia de tropas americanas en el territorio griego incluida. Por eso ha instado a Europa a que ayude a Grecia. Obama no ha echado a Maduro de una patada en el culo porque el petróleo venezolano forma parte de su reserva estratégica. Por ninguna otra razón. Digo que todo el mundo barre para casa y es lógico. El mundo no es otra cosa que un gran tablero de ajedrez. Hay que ser muy bueno para ganar la partida.

2. Al margen de todo eso, por encima del patriotismo y de las opiniones está la cruda realidad. Grecia no le sirve un carajo a USA que no sea por su posición en el mapa. Ésta es impagable. Por eso la insistencia de Obama ante Merkel y Hollande -a Hollande ya lo tiene en el bote- para que solucionen el conflicto y ayuden a Grecia de cualquier forma. Y todo el mundo sabe que a Tsypras, de momento, no lo tumban. Ya ha pagado Varoufakis los platos rotos de la ceguera colectiva. Ha sido la víctima propiciatoria. Ahora, a escribir un libro sobre la Troika y a venderlo en todo el mundo y a hacerse más millonario (que ya lo era). Tiene papeles en la mochila para documentarlo.

3. Vivimos en un mundo de intereses y es preciso estar muy atentos para comprender algunas claves. Krugman está alineado con la posición oficial de su país; él sabe que el “no” puede ser un suicidio para Grecia, si Europa quisiera, y un economista es raro que hable de “dignidad”; ese concepto está reñido con el materialismo de los economistas, por muy Nobel que sea éste. En fin, que tenía que dar yo la pincelada griega en estos días de tanta zozobra y de tanta bulla. Y eso.
achaves@radioranilla.com