motor >

El BMW Serie 7 mejora su ADN

BMW M7
BMW M7

Con el nuevo Serie 7, BMW propone una nueva definición para las vivencias que se experimentan al volante de un automóvil de lujo, de carácter exclusivo y orientado hacia el futuro. Con tecnologías que marcan un listón de referencia en materia de uso de materiales ligeros, conjuntos de propulsión, chasis, utilización de funciones e inclusión de redes inteligentes, la nueva berlina pretende redefinir el placer de conducir y el nivel de confort. BMW aprovecha el cambio generacional de su modelo tope de gama para presentar una serie de innovaciones que no tienen parangón en el mercado.

Con polímeros reforzados con fibra de carbono en la estructura de la carrocería, los motores pertenecientes a una nueva generación de propulsores del grupo BMW, el sistema híbrido eléctrico enchufable del nuevo BMW 740e, el sistema de chasis activo Executive Drive Pro, el selector de reglaje personalizado Driving Experience Control con modo Adaptative, así como las luces de rayos láser de BMW, consiguen aumentar el dinamismo, la eficiencia, el confort y la seguridad de la conducción. El máximo nivel de confort ocupando los asientos posteriores se explica por el equipamiento exclusivo Executive Lounge con función de masaje y programa Vitality. A ello se suman el techo panorámico de cristal Sky Lounge, la iluminación Welcome Light Carpet, la luz ambiental y, además, un soporte para teléfonos inteligentes con estación de recarga de corriente inductiva. La ampliación del sistema iDrive mediante una pantalla táctil Touch Command y función de mando por gestos de BMW, la nueva pantalla virtual Head-Up Display, el nuevo sistema de advertencia de tráfico lateral, el asistente de la dirección y de guiado en un carril, la función activa de protección contra impactos laterales, el sistema de visión panorámica Surround View con imágenes en 3D, así como la función de aparcar mediante control a distancia, aportan varias guindas tecnológicas en materia de asistencia al conductor.

Diseño

El diseño del BMW Serie 7 logra escenificar el carácter del nuevo automóvil y expresan un estilo inconfundible que se manifiesta a través de una imagen de gran aplomo, extraordinario dinamismo y exclusiva elegancia, y expresa un equilibrio optimizado entre el placer de conducir y un alto confort en viajes largos.
Las formas del habitáculo están determinadas por la gran espaciosidad, la orientación ergonómica del puesto del conductor, los finos materiales de excelso acabado artesanal y, también, por la extraordinaria funcionalidad de todos los elementos de indicación y control.

También se ofrecerá el paquete deportivo M, así como las líneas de Diseño Pure Excellence y BMW Individual Design Composition. Con estos acabados se subrayan específicamente las cualidades dinámicas del coche, así como su exclusiva elegancia o su lujoso ambiente, lográndose satisfacer las más variadas exigencias de los clientes de todo el mundo.

El peso de los diversos modelos de la nueva Serie 7 de BMW es hasta 130 kilogramos inferior al de la generación anterior. Una de las prioridades es la carrocería con estructura Carbon Core, que es el resultado de la beneficiosa transferencia de tecnologías ya aplicadas en automóviles de BMW i. El nuevo BMW Serie 7 es el primero de su segmento que cuenta con piezas de PRFC producidas industrialmente, combinadas con acero y aluminio. Gracias a esta inteligente combinación de materiales, la jaula del habitáculo es más sólida y rígida; al mismo tiempo fue posible reducir el peso del coche.

En los modelos de la nueva Serie 7 de BMW se monta un motor de V8 optimizado, así como diversos motores de seis cilindros en línea que pertenecen a la última generación de propulsores de BMW Group. Todos los motores se combinan de serie con una caja Steptronic de ocho marchas, también optimizada. El sistema de tracción total inteligente BMW xDrive, que se ofrece como equipo opcional, cuenta con un grado de eficiencia mejorado.