tenerife

El Cabildo prevé reabrir a finales de esta semana la vía a Punta de Teno

Los trabajos se dividieron en dos fases, con un presupuesto de 1,5 millones de euros. | M. P.
Los trabajos se dividieron en dos fases, con un presupuesto de 1,5 millones de euros. | M. P.

El director insular de Fomento del Cabildo de Tenerife, Miguel Becerra, afirmó, en declaraciones a Cope Tenerife, que la carretera de acceso a la Punta de Teno podría reabrirse al tráfico a finales de esta semana o, como muy tarde, el próximo lunes, día 27. Becerra explicó que, una vez los técnicos den en visto bueno a las obras de refuerzo de las laderas, se comenzará con el asfaltado de la vía, lo que se prevé que ocurra en estos días.

“La obra no era para mejorar el firme sino en la ladera, pero así no vamos a abrir la carreteras porque hay unos baches horrorosos de las últimas caídas y, al mismo tiempo, se van a colocar unas rejillas, en los barranquillos”, añadió el director insular al respecto.

DESDE 2013
Esta obra, dividida en dos fases, cuenta con un presupuesto de alrededor de 1,5 millones de euros y tiene como objetivo reforzar las laderas y colocar mallas de protección frente a los continuos desprendimientos que se ocasionan en la vía.

[sws_pullquote_left]La actuación reducirá el riesgo en la zona de hasta casi el 70% a menos del 30%[/sws_pullquote_left]

Cabe recordar que esta carretera se cerró al tráfico en septiembre de 2013 y en este tiempo solo se ha permitido el tránsito a los trabajadores de la zona y el personal del área de Carreteras. Aunque en un primer momento los trabajos tenían que haber estado concluidos hace ya tiempo, cada una de las partes tenía un plazo de ejecución de dos meses, diferentes motivos han retrasado más de lo deseable la puesta en servicio.

La metereología, que complicaba la instalación de la mallas de protección, o los trámites burocráticos son algunas de las causas de esta demora. El anterior consejero insular de Carreteras, José Antonio Delgado, afirmó el pasado junio que se estima que, una vez finalizados los trabajos, el riesgo de la carretera pase a estar por debajo, incluso, del 30%, dejando al margen el salto de agua que se detecta. Por ello, se aconsejará el cierre de la vía cuando las condiciones meteorológicas sean adversas.
Antes de la actuación que se está ejecutando, el riesgo de esta carretera ascendía, según las estimaciones insulares, hasta casi el 70%.