sanidad

Canarias vuelve a comprar en solitario las vacunas de la gripe

Los mayores y personas con patologías crónicas deben vacunarse cada año para prevenir la gripe. / DA
Los mayores y personas con patologías crónicas deben vacunarse cada año para prevenir la gripe. / DA

“El año pasado nos trataron como a una colonia; nos marginaron y fuimos los peor parados de todos porque no se tuvo en cuenta que estamos a miles de kilómetros; y esto no volverá a ocurrir”. Así de rotundo se manifestaba en este periódico en junio de 2013 el director general de Salud Pública del Gobierno de Canarias, José Díaz Flores, respecto a la adquisición de las vacunas contra la gripe para la campaña 2013-2014, en las que la Comunidad Autónoma retomaba la compra en solitario tras el fiasco del año anterior.

Esta decisión, que entonces provocó cierta tensión con el Ministerio de Sanidad, dio luego la razón a los responsables autonómicos, ya que desde entonces no se han producido problemas ni en las adquisiciones de los lotes ni con las propias profilaxis. Por este motivo, y como ya adelantó el DIARIO, para la próxima campaña de vacunación de la gripe, que se iniciará en octubre, la Consejería vuelve a comprar por su cuenta las dosis necesarias para atender a la población.

En este sentido, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el anuncio de la Dirección del Servicio Canario de la Salud (SCS) por el que se formalizan los contratos de suministro de estas vacunas destinadas a la campaña contra la gripe en el Archipiélago, por un importe total de 845.000 euros.

El contrato, que se adjudicó el 9 de junio y se formalizó el pasado día 30, se ha cerrado finalmente con Novartis Farmacéutica y Sanofi Pasteur, en dos lotes de 785.400 y 46.700 euros, respectivamente. Dicha compra fue rubricada por la que hasta la semana pasada era la directora del SCS, Juana María Reyes.

El principal motivo esgrimido entonces por el responsable de Salud Pública, José Díaz Flores, para no acudir a la compra conjunta con el Ministerio y otras comunidades autónomas fue el “rotundo fracaso” que supuso la campaña de vacunación 2012-2013, donde Canarias apenas logró un porcentaje de vacunación del 40%, cuando históricamente siempre ha superado el 60% de cobertura. Para Díaz Flores, aquel dato hizo replantearse la compra conjunta a la Consejería, fundamentalmente porque el bajón en la efectividad de aquella temporada no fue solo consecuencia del tiempo que estuvieron paralizadas las vacunas tras detectarse problemas en algunos lotes adquiridos, sino de que a Canarias “se la maltrató” en el reparto de las que finalmente se utilizaron.

[sws_grey_box box_size=”100″]Para el resto de profilaxis sí hubo acuerdo
A diferencia de lo que ocurre con la vacuna de la gripe, Canarias sí se adhirió el año pasado al acuerdo marco entre los ministerios de Sanidad, Defensa y Hacienda y Administraciones Públicas y 15 comunidades autónomas para la compra conjunta de vacunas, por un valor total de 212 millones de euros. Dicho acuerdo preveía un ahorro de 37,4 millones, según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El convenio fijaba las condiciones de la adquisición de vacunas del calendario infantil y otras para adultos de grupos de riesgo o que vayan a viajar a determinados países. En total, se acordó la compra de alrededor de 10,1 millones de dosis de las distintas vacunas para el período 2015-2016, que en caso de prórroga por un año más serían 15,2 millones de dosis.[/sws_grey_box]