SOCIEDAD

Los canarios de YouTube

YOUTUBE
Bolli, Rudy y Ruymán, Palante Producciones, RedStone Canarias, Rubik Yogomix, Blue Offense, By Massi88LM y Lakshart Nía tienen dos cosas en común: son canarios y tienen una cuenta con miles de suscriptores en YouTube. No son los únicos, en el Archipiélago cada vez son más los que eligen esta plataforma para dar a conocer su opinión o mostrar sus habilidades. No obstante, se trata de una comunidad “muy joven”, como definen ellos mismos.  Unos suben vídeos de humor, música y parodias, otros son más de manualidades y videojuegos (o gameplays). Pero, ¿cuándo se ganaron estos canarios el título de youtubers? ¿Quiénes son estas nuevas estrellas de reconocimiento local, nacional e, incluso, internacional? ¿Qué les ha hecho tan influyentes? Y sobre todas las cosas, ¿pueden vivir de esta nueva profesión?

YouTube es una plataforma para la difusión de vídeos que, con solo 10 años de vida, ya cuenta con mil millones de usuarios en todo el mundo. Las cifras no dejan de sorprender y auguran un futuro mejor. Según su página web, el número de horas de visualización al mes aumenta el 50% año tras año, y cada día se generan miles de millones de reproducciones. YouTube está disponible actualmente en 75 países y en 61 idiomas. Sin embargo, cada vez es más difícil conseguir reconocimiento en esta Red, y es que la competencia es cada vez mayor: se suben una media de 300 horas de vídeo cada minuto. Por eso, no es una tarea sencilla hacerse un hueco. “Tienes que ser el primero, el mejor o el único haciendo algo durante un tiempo prolongado”, apunta Rubik Yogomix. Aunque no hay una fórmula para triunfar en YouTube, asegura.

Rubik Yogomix comenzó esta aventura hace cuatro años motivado por otros youtubers. “Me inspiré en otros ya consagrados como Yayo Gutiérrez o Werevertumorro, por aquel entonces, los únicos hispanohablantes que superaban los 100.000 seguidores”, comenta este joven que publica en su canal vídeos de humor, música y “tonterías varias que se me ocurren en el momento”. Ahora cuenta con más de 10.700 suscriptores, que siguen, comentan y comparten sus vídeos. “Lo mejor de ser youtuber es el apoyo que recibes. Basta con comentar que no me encuentro bien en Twitter para que me respondan decenas de seguidores preocupados por mi bienestar”.

Algo parecido le pasa al canario que está detrás de Blue Offense, un canal que comenzó su andadura en 2008 con tutoriales sobre informática (entonces era Bluemotion) y que en la actualidad cuenta con más de 35.000 suscriptores. “He logrado que la gente me conozca, incluso en Latinoamérica, mi público mayoritario”. Ahora, este joven se centra en desvelar trucos y en mostrar sus partidas al Minecraft, un videojuego al que también está enganchado el youtuber By Massi88LM.Fue en 2013 cuando Massi inauguró su canal, desde entonces ha conseguido unos 185.000 suscriptores. Un gran éxito que se debe a su constante actividad en las redes sociales. “Atender las peticiones de tus fans, sus sugerencias, esa es la clave”.

Lakshart Nía es otro de los canales más reconocidos del YouTube con acento canario. Comenzó su andadura también en 2013 y ya suma más de 86.000 suscriptores. “Quería mostrar mis creaciones a la gente”, señala la joven que comparte sus partidas a minijuegos vlogs (vídeo blogs) y manualidades.

Un estilo diferente y divertido es lo que propone el canal Todo el monte es orgasmo, que dirige la lanzaroteña Bolli y que lleva cuatro años en esta plataforma. “Siempre aspiras a que tu contenido guste, pero jamás imaginas hasta dónde puede llegar. Es la magia de Internet”. En la actualidad cuenta con más de 170.000 suscriptores.

También triunfan en esta red los tinerfeños Rudy y Ruymán. Con más de 300.000 seguidores en sus cinco canales de YouTube (Esto es colonia, Esto es Canarias, Rudy y Ruymán cámaras ocultas, Esto es vicio -sobre videojuegos- y Rudy y Ruymán tv). Además, cuentan con más de 150 millones de reproducciones en sus vídeos y su parodia En el paro estoy es de las más vistas en España, con más de 13 millones de reproducciones. Un éxito que han conseguido gracias a la perseverancia. “Tienes que estar a la última siempre porque la sociedad cada vez te exige más. Muchos no saben el trabajo que hay detrás de cada vídeo y de cada éxito”.

Todos estos canarios, que no son los únicos que se han consagrado en esta plataforma, han sabido adaptarse a las exigencias del público. “Los gameplays son los temas estrella de YouTube, y se nota al abrir la web y consultar los vídeos más vistos del día”, afirma Rubik. Esto explica que a nivel nacional El Rubius sea el youtuber más seguido con casi 13 millones de suscriptores (más personas que las censadas en Portugal o en Grecia). Y es que el malagueño sube a su canal vídeos de partidas a diferentes videojuegos. Si a eso le suma unas dosis de humor y algunos vlogs (vídeos con opiniones más personales), el éxito está asegurado.

Los youtubers se han convertido en líderes de opinión y la fama ha tocado a su puerta, aunque muchos siguen tomándolo como una afición y no como un trabajo. La razón: la dificultad para conseguir grandes ingresos. “Muchos youtubers reconocidos, como Míster Jägger, señalan que cuando se es popular, ganas más trabajando para otras empresas que con lo que subes a tu canal directamente”, enfatiza RubikYogomix. Ninguno de los youtubers canarios consigue grandes sumas de dinero por colgar sus vídeos, gracias a la publicidad que inserta YouTube. “Todo depende de la repercusión que tenga tu material y la dedicación que le pongas”, comenta Blue Offense. Y lo confirman Rudy y Ruymán, “aquí no se gana nada, para ganar dinero tienes que tener millones de suscriptores”. Las ganancias de los canarios son otras, mucho más personales. “Lo mejor que me ha pasado ha sido conocer a la gente que me sigue y ver cómo se emociona al hablar conmigo, saber que les ayudas con lo que haces”, apunta Massi. También le pasa a Lakshart Nía, “lo mejor es poder hablar con mis suscriptores más allá de la caja de comentarios”.

Todo principio tiene su final, y muchos se han planteado dejar sus canales en algún momento. Es el caso de Bolli. “Hace un año y medio dejé de subir contenido al canal. Empecé muy joven y no me apetecía seguir haciéndolo, me volví exigente. Además comencé varios proyectos en teatro y televisión que me dificultaban crear contenido nuevo, pero al final siempre acabas volviendo porque es adictivo y nada ni nadie te da tanta libertad”.

“En Canarias tenemos muy buenos youtubers, y de hecho, el primer youtuber famoso podemos decir que fue Sixtolo con sus parodias de películas. Mi favorito es Darío López (de Palante Producciones)”, describe Rubik. Para Blue Offense, la comunidad canaria en YouTube está “bastante unida”. Mientras que Massi la define como “muy pequeña”. “Quizá la generación youtubera aquí es demasiado joven como para darse a conocer”. Rudy y Ruymán la califica como “colaborativa y competitiva al mismo tiempo”. “Tenemos que ayudarnos los unos a los otros, colaborar y siempre hacer críticas constructivas y con educación”.

[sws_grey_box box_size=”100″]

‘Yotubeate!’, la diversión de crear algo nuevo

Por Fulgencio Díaz

Los próximos youtubers de Canarias podrían haber participado en el taller Youtubeate! Un programa que se impartió entre los días 20 y 24 de julio en la sala Ámbito Cultural ubicada en la séptima planta de El Corte Inglés. Gracias a esta iniciativa, más de 100 jóvenes -entre 10 y 15 años- recibieron formación gratuita relacionada con la seguridad en la Red, habilidades de comunicación, viralidad en Internet y edición audiovisual.

Durante esos cinco días los pequeños ampliaron sus conocimientos en el sector de audiovisuales y disfrutaron de varias propuestas como las masterclass impartidas por los youtubers  RedStone Canarias y byMassi88LM. Esta curiosa iniciativa, fruto del ingenio y del trabajo de Eduardo González e Iván Delgado, podría tener una segunda edición. “Debemos indagar en nuevos ámbitos profesionales bien remunerados en otros países e ignorados en el nuestro: youtubers comerciales, gamers, cosplayers. Enseñarles que vivir de lo que a uno le gusta no es una utopía”, afirma Eduardo González.  [/sws_grey_box]