sanidad

Celíacos denuncian problemas para alimentarse en los hospitales

La cocina de los hospitales debe tener especial cuidado con la confección y elaboración de los menús. | DA
La cocina de los hospitales debe tener especial cuidado con la confección y elaboración de los menús. | DA

Arroz, yogur natural y, con suerte, un poco de pescado. Este es el menú más habitual y uno de los pocos al alcance de los muchos celíacos que cada día hacen uso de las cafeterías de los hospitales públicos de la isla de Tenerife. Y es que, aunque pueda parecer algo testimonial, para los afectados por esta enfermedad una adecuada alimentación es básica para evitar riesgos y graves complicaciones de salud.

En este sentido, tanto pacientes como la propia Asociación Celíaca de Santa Cruz de Tenerife (Acet) denuncian que ninguna de las dos cafeterías de los hospitales tinerfeños tienen productos específicos ni menús adaptados para celíacos. “Las personas con este problema que comen allí tienen que hablar con los camareros o los encargados para ver si les pueden preparar algo sobre la marcha, lo que no siempre ocurre”, critican desde Acet, donde además recuerdan que “la persona tiene que identificarse como celíaco, pedir un especial cuidado en la manipulación y unas mínimas condiciones de seguridad, ya que estas instalaciones no están inscritas como sitios colaboradores”.

El problema, no obstante, va más allá de las propias cafeterías de los centros hospitalarios, ya que también se han constatado situaciones de este tipo con la alimentación que se ofrece a los pacientes celíacos ingresados. Por este motivo, personal sanitario experto en la enfermedad celiaca y la dieta sin gluten ha mantenido diversas reuniones e impartido charlas formativas a los nutricionistas del Hospital Universitario de Canarias (HUC), al objeto de consensuar un manual básico sobre la confección y elaboración de menús para estos pacientes.

Con el personal de La Candelaria, en cambio, Acet solo mantuvo una comunicación informal al respecto, pero periódicamente continúan produciéndose los mismos problemas denunciados tanto por la asociación como por usuarios celíacos. “Hemos tenido algunas quejas, pero tampoco tenemos capacidad para hacer visitas ni supervisar las instalaciones; y tampoco hemos elaborado estudios específicos”, subrayan desde la Asociación Celíaca de Santa Cruz de Tenerife, donde explican que “con la antigua concesionaria del servicio de cafetería y restaurante de ambos hospitales sí hubo contactos y se hicieron algunas peticiones, como tener pan sin gluten, que se puso en un momento determinado; pero realmente no hubo continuidad y en estos momentos no nos consta que haya productos específicos”.

Canarias carece actualmente de un censo o registro de personas con celiaquía

De igual modo, Acet ha mantenido diversos encuentros con representantes de la Consejería de Sanidad y el Servicio Canario de la Salud, donde se han expuesto todos estos problemas, que hasta la fecha continúan sin resolverse. “Ni siquiera hay un censo ni un registro concreto de pacientes celíacos en Canarias”, recalcan desde la asociación, que periódicamente imparte talleres y cursos formativos sobre celiaquía y dieta sin gluten en centros sanitarios de la provincia.

“En el Hospital de El Hierro y de La Gomera se han dado charlas informativas al personal, a las que asistieron muchos profesionales, pero no tenemos constancia de que acudieran representantes de la Dirección de esos centros”, agregan desde Acet, quienes insisten en la necesidad de abordar una cuestión sanitaria de especial importancia, que afecta actualmente a una de cada cien personas en el Archipiélago.

Información pública y una variada carta
Desde los hospitales ofrecen una versión muy distinta a la que dan los pacientes, usuarios y la propia Asociación Celíaca de Santa Cruz de Tenerife (Acet). Así, la Dirección del Hospital de La Candelaria (HUNSC) asegura que “está expuesta al público en las cafeterías información explícita de la presencia de los alérgenos de los productos ofrecidos, cumpliendo el reglamento de la UE que entró en vigor en diciembre de 2014”. “También el contrato administrativo vigente con la empresa concesionaria contempla en una de sus cláusulas que diariamente deberá estar incluido al menos un menú sin gluten con el mismo precio del menú autorizado”, subrayan las mismas fuentes.

De igual modo, desde el HUNSC exponen que en estos momentos hay más de una docena de platos en la carta que no contienen gluten.

En la misma línea se manifiestan desde el HUC, donde subrayan que el Servicio de Dietética y Nutrición “garantiza la protección alimentaria de los pacientes que hacen uso de la cocina hospitalaria, tanto en su aspecto nutricional como en la presencia de sustancias o productos que causen alergias o intolerancias. Es por ello que se prepara una dieta especial para los pacientes que así lo requieran, como es el caso de los celíacos, con especificaciones en su preparación y la utilización de productos especiales como es el caso de alimentos sin gluten”. “Además, el personal de la cafetería siempre está pendiente de la solicitud de estos usuarios y su organización interna garantiza el cuidado de las trazas, para mantener el proceso sin contaminar cuando se trata de productos semielaborados”, concluyen.