opinión

‘Collages, a propósito de Óscar’ – Por Airam Padilla Ramos*

El artista canario Jorge Rodríguez de Rivera, afincado en París desde hace mucho tiempo, regresa a Tenerife esta vez con una exposición monográfica integrada por una cuidada selección de obras basadas en la técnica del fotomontaje, aunando fotografía y collage, dedicadas a su admirado Óscar Domínguez, máximo exponente del surrealismo en Canarias. Jorge Rodríguez de Rivera trabaja desde su céntrico estudio parisino como antaño lo hizo Óscar, pues él es un creador de estilo surrealista en todos los aspectos, en lo profesional y en lo personal. Los que lo conocemos sabemos que Jorge es un hombre inquieto, que tiene la capacidad de transformar lo cotidiano en divertido, insólito y mágico.

Sus collages fotográficos evocan escenarios imaginados por el artista, a veces absurdos y otros oníricos, tomando “a propósito de Óscar” como punto de partida fotografías realizadas por él de distintos espacios donde han tenido lugar exposiciones de Domínguez, como son la Biblioteca Octavio Paz del Instituto Cervantes de París, la Villa Noailles, el Museo Cantini de Marsella y TEA Tenerife Espacio de las Artes.

Jorge Rodríguez de Rivera altera la realidad de la fotografía inicial añadiendo a la misma elementos de lectura simbólica provenientes de recortes de revistas, publicaciones y catálogos de subastas actuales, como son el cactus (elemento fetiche del artista observador), los personajes decimonónicos, los cuadros, las mariposas, los animales domésticos, los cráneos, las velas, los sifones, las mujeres, las esculturas, así como elementos y personajes de corte oriental. Con todos ellos, compone Rodríguez de Rivera situaciones surrealistas que aluden a la impronta personal del artista, plasmando en ellos sus sueños y pesadillas más oscuras.

*Crítico de arte