CANDELARIA

El Consistorio contrata, después de 10 años, funcionarios interinos

Las cinco funcionarias interinas, junto a la alcaldesa y un nutrido grupo de concejales. / DA
Las cinco funcionarias interinas, junto a la alcaldesa y un nutrido grupo de concejales. / DA
Después de casi 10 años sin poder contratar a funcionarios interinos, el Ayuntamiento de Candelaria cuenta desde este mes con cinco nuevas funcionarias interinas, que en este caso ocuparán el puesto de auxiliares administrativas en distintos departamentos municipales, a la espera del concurso oposición para contratar a juristas, según adelantó la alcaldesa, Mari Brito, hace unos días.

Motivado por la deuda municipal y la imposibilidad de crear plazas por mandato estatal, el Ayuntamiento solo ha creado puestos de trabajo desde 2006 de manera temporal en los llamados planes de empleo social.

Los últimos trabajadores que accedieron a un puesto de funcionarios fueron 12 policías locales en enero de 2006, mientras que en julio de 2005 se contrataron a cuatro funcionarios de carrera y dos funcionarios interinos.

Las cinco funcionarias interinas contratadas ahora han sido sacadas de la bolsa de empleo creada en 2010, para la que se presentaron 178 auxiliares administrativas de las cuales 16 superaron las pruebas.

Las nuevas funcionarias interinas juraron o prometieron sus cargos en un acto en el que estuvieron presentes Mari Brito, alcaldesa de Candelaria, y Carlos Sabina, concejal de Recursos Humanos, quienes felicitaron a las nuevas trabajadoras municipales, acompañadas por otros concejales, familiares y amigos de las funcionarias.


Sí se puede pedirá una auditoría pública de las cuentas y contratos municipales

Agustín Espinosa Díaz, concejal del Grupo Municipal de Sí se puede en Candelaria, defenderá una moción en el próximo pleno para la realización de una auditoría pública de las cuentas del Ayuntamiento, realizada por una empresa externa.

Según Espinosa, “es obligación de todos los grupos políticos conocer la situación económica real y exacta del mismo al inicio de cada mandato. La mejor forma de saberlo es con una auditoría cuya finalidad es proporcionarnos información sobre el cumplimiento de la legalidad en la gestión económica del Ayuntamiento en los dos últimos mandatos para que, en caso de que hayan existido irregularidades, se adopten las medidas correctoras o sancionadoras”. En esta Auditoría “se insistirá especialmente en el estudio de los contratos realizados por el Ayuntamiento de Candelaria, de manera que se puedan evaluar la adecuación de los procedimientos seguidos, las ofertas recibidas y determinar si el coste final de los contratos públicos efectuados se ajustaron, o no, a derecho”. La propuesta de los concejales de Sí se puede es que sea el secretario municipal quien supervise la contratación de esta auditoría.