“El cine que hago invita a preguntarse qué es lo que se está viendo”

Víctor Moreno será uno de los 60 directores que se  congregen en el X Festivalito de La Palma.
Víctor Moreno será uno de los 60 directores que se congregen en el X Festivalito de La Palma.

Por Benjamín Reyes

Víctor Moreno (Santa Cruz de Tenerife, 1981) es uno de los directores que formará parte del X Festivalito de La Palma, que comienza este viernes 24 de julio. Estudió Cine y Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, lo cual se refleja en su cine. Se dio a conocer en 2007 gracias a su cortometraje Fajas y corsés, que obtuvo el premio al mejor documental en Notodofilmfest. Sus películas siempre han suscitado debate por un motivo u otro. Holidays ponía en la picota el tipo de turismo que se desarrolla en Lanzarote actualmente y Edificio España estuvo bloqueada más de un año por el banco Santander. Sus trabajos han sido alabados en revistas como Caimán Cuadernos de Cine y emitidos en TVE y Canal Plus, además de ser exhibidos en festivales de más de veinte países, sin embargo son vilependiados en internet por una parte del público.

– Participará en el Festivalito de La Palma. ¿Cómo afronta el reto de rodar un cortometraje en menos de una semana?
“En realidad no se si voy a poder rodarlo porque el lunes regreso a Madrid. En otras ocasiones que he participado si he rodado un cortometraje. De hecho en la última edición que se celebró en 2009 el trabajo que rodé, La gran enana, resultó ganador del concurso. Fue una experiencia muy gratificante. La actitud con la que voy a La Palma es la de no plantearme nada y una vez allí observar, y sobre la marcha decidir lo que voy hacer”.

-En 2007 su cortometraje Fajas y corsés gana el premio al mejor documental en Notodofilmfest. Luego volvería a triunfar con El extraño. ¿Qué le debe a este festival de cine on line?
“Le debo mucho. Significó el primer paso que dí de cara a mostrar en público mis trabajos audiovisuales, que tuvieron una gran repercusión”.

-¿Qué relación tienen el cine y la filosofía
“A mi juicio tienen mucha relación. La filosofía es algo que compete a nuestra forma de pensar, incluso afecta a nuestra vida cotidiana. El cine es una forma de reflejar esa forma de pensar”.

[sws_pullquote_left]“La mayoría de las críticas en internet más que ver con la relación espectador-obra tienen más que ver con una relación individuo-terapeuta. Da la sensación de que la gente vuelca sobre las obras sus frustraciones personales”[/sws_pullquote_left]– Su primer largometraje, Holidays (2010) abogaba por un turismo sostenible. ¿Era un trabajo que pretendía recoger el espíritu de César Manrique?
“Por supuesto, sobre todo en lo referente a su lucha por preservar el patrimonio natural y cultural de Lanzarote. A nivel institucional pocos han recogido la esencia de su legado. Más allá de lo institucional si creo que muchas personas respetan su legado y lo salvaguardan”.

– Su cortometraje El extraño, que surgió durante la grabación de Holidays, ha sido vilependiado por parte del público (comentarios en Youtube). ¿Qué le replica?
“Es algo que forma parte de rodar cine. El cine que hago invita a preguntarse al espectador qué es lo que está viendo. Es algo que como espectadores se ha perdido en beneficio del entretenimiento. No nos cuestionamos nada ante las imágenes. Para mí es muy importante establecer una comunicación con el espectador. La mayoría de las críticas en internet más que ver con la relación espectador-obra tiene más que ver con una relación individuo-terapeuta. Da la sensación de que la gente vuelca sobre las obras sus frustraciones personales”.

-¿Por qué aboga por el plano persistente?
“Depende de la película. No creo que exista un dogma. Hay muchas formas de mirar y de contar. Vivimos en una era donde el lenguaje audiovisual ha sido capturado por la publicidad. A mí me interesa posicionarme en otro lugar completamente distinto ya que persigo la conquista del tiempo en el cine”.

-¿Por qué lo cotidiano es trascendente?
“Porque en múltiples ocasiones no nos percatamos de ello. Como decía Unamuno en la intrahistoria es donde reside realmente el devenir de una sociedad. Lo cotidiano es una fuente inagotable de revelación”.

-¿Por qué el banco Santander quiso vetar Edificio España (2012) tras su estreno en el Festival de San Sebastián?
“A su juicio consideraban que la película perjudicaba las operaciones comerciales relacionadas con el edificio. El proceso de negociación con abogados se prolongó un año y tres meses. Gracias a que dio a conocer la noticia se produjo una movilización ciudadana y la película se liberó en cinco días”.

-En 2013 presentó el mediometraje La piedra en Visions du Réel (Suiza). ¿Significó una especie de huida de todo lo que envolvió a Edificio España?
“Totalmente. Fue un trabajo para mí muy importante ya que estaba viviendo un momento de angustia. Es la película más personal y autobiográfica que he rodado. No hablo directamente de mí, pero en el espejo que encuentro con Santiago, el protagonista, existe un reflejo de mí mismo”.

-¿Cómo sabe que detrás de un tema hay una película?
“Es complicado saberlo. Nunca se trabaja sobre un tema directamente, a veces se hace sobre un momento o una situación, y a partir de ahí surge un tema. Hay muchos temas que merecen ser abordados en una película”.

-¿En qué punto se encuentra el proyecto de largometraje El reboso, que codirigirá junto a Nayra Sanz Fuentes?
“Era un proyecto para la Televisión Canaria, que en estos momentos parece que no está comprando películas. Es el gran drama que se está viviendo en el audiovisual en Canarias. Se está empleando el dinero público en beneficio de pequeños grupos. El rodaje de filmes de Hollywood no beneficia en nada al cine canario. Creo que hay que cambiar el rumbo”.