CD TENERIFE

Emotivo y entrañable

Víctor Pérez Ascanio (i), en la imagen junto a Miguel Concepción, Julio Santaella y el también expresidente José González Carrillo. / FRAN PALLERO
Víctor Pérez Ascanio (i), en la imagen junto a Miguel Concepción, Julio Santaella y el también expresidente José González Carrillo. / FRAN PALLERO

Tal y como se había acordado por unanimidad en reunión del consejo de administración del Club Deportivo Tenerife SAD el pasado 5 de abril, ayer se llevó a cabo el acto de entrega de sendas insignias de oro y brillantes de la institución blanquiazul a dos expresidentes del representativo: Julio Santaella Benítez, quien llevó las riendas del club entre mayo de 1975 y agosto de 1976; y Víctor Pérez de Ascanio y Gutiérrez de Salamanca, que lo hizo entre diciembre de 2002 y febrero de 2006.

El Real Casino de Santa Cruz de Tenerife se vistió de gala para el acto, que tuvo momentos entrañables, principalmente cuando tanto Ascanio como Santaella se emocionaron al recordar su pasado como blanquiazules en todos los ámbitos. Víctor Pérez de Ascanio recordó sus 65 años de “tinerfeñismo”, y repasó durante su alocución su seguimiento al equipo como aficionado desde los años 50, tanto en la Isla como en Madrid, durante sus estudios universitarios. “Nunca imaginé que 65 años después de seguir al Tenerife por media España como aficionado hoy se me iba a conceder esta distinción”, relató con emoción.

Por su parte, Colo Santaella recordó aquella alineación que perdura en la memoria de muchos seguidores tinerfeños con la que el CD Tenerife ascendió por primera vez en su historia a Primera, y de la que él formó parte como jugador. Posteriormente, evocó cómo “gracias al apoyo de los socios compromisarios” fue elegido como el decimoséptimo presidente de la historia de la entidad. Ambos exmandatarios agradecieron a Miguel Concepción, y por extensión al resto del consejo de administración del club, el reconocimiento con la imposición de estas insignias que lucirán “con mucho orgullo”, coincidieron ambos.

Miguel Concepción, como máximo gobernante de la institución blanquiazul en la actualidad, ensalzó la figura de “dos grandes tinerfeñistas”, y alabó la labor que ambos llevaron a cabo en las dos etapas que les tocó presidir el club, algo que hicieron con “gran responsabilidad” y “altitud de miras”, subrayó Concepción, quien quiso ponderar el sacrificio personal y familiar que requiere estar en el cargo de una sociedad como la blanquiazul.

Caras conocidas
En el salón del Real Casino de Tenerife que albergó el acto se dieron cita multitud de personalidades de la vida deportiva, social y política de la Isla. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la consejera insular de Deportes, María del Cristo Pérez, y Ramón Miranda, director general de Deportes en funciones del Gobierno de Canarias, encabezaron la representación política. Exjugadores como José Juan Gutiérrez, el exentrenador blanquiazul David Amaral o el exasesor deportivo Olaf Bonales también estuvieron presentes.

Pérez Ascanio es el vigésimo presidente de la historia del club. / F. P.
Pérez Ascanio es el vigésimo presidente de la historia del club. / F. P.

Víctor Pérez Ascanio: “Agradecido de corazón”

Víctor Pérez Ascanio quiso subrayar “lo díficil” que es dirigir una sociedad como el CD Tenerife, donde no puedes “contentar” a “toda la afición o a toda la prensa”, señaló. Además aseguró que el cargo de presidente lleva consigo una gran “injusticia”, porque si “el balón no entra eres un matado”, dijo en tono distendido haciendo reseña de que el aspecto social o económico se tiene menos en cuenta. “Siempre he intentado el bien del club”, manifestó recordando sus cuatro años de presidente, “otra cosa es que lo haya logrado”, apostilló. “Me tocó una situación muy comprometida y difícil”, recordó, valorando el trabajo de Miguel Concepción. “Lo está haciendo muy bien”, sentenció Pérez Ascanio.

Julio Santaella (i) presidió la entidad entre 1975 y 1976. / F. PALLERO
Julio Santaella (i) presidió la entidad entre 1975 y 1976. / F. PALLERO

Julio Santaella: “Llevo a este club muy dentro”

Para Julio Santaella Benítez, Colo, el CD Tenerife lo es “todo” en su vida. “Llevo al Tenerife muy dentro”, señaló otro de los homenajeados. Santaella afirmó que su trayectoria en el club es para él “una satisfacción muy grande”, al igual que le supone “todo un honor”. Por todo ello, aseguró que llevará “con orgullo” la insignia que se le impuso. “Si he hecho mérito alguno es querer mucho a este club”, dijo el que fuera jugador blanquiazul en la década de los 60. Julio Santaella se mostró muy emocionado en todo momento del acto.