INTERNACIONAL

El fondo de rescate europeo recibe la petición formal de Grecia de un nuevo rescate

RESCATE GRECIA EUROZONA
FOTO: REUTERS

Las autoridades griegas han presentado ante el fondo de rescate europeo la solicitud formal para la concesión de un nuevo préstamo, lo que significaría el tercer programa de rescate del país heleno, según ha confirmado un portavoz del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE) .

“El MEdE ha recibido la solicitud griega”, indicó un portavoz del fondo de rescate europeo, confirmando así la petición de un tercer rescate por parte de Atenas.

Según las reglas del MEdE, un país miembro puede realizar una solicitud de ayudas para la estabilidad al presidente del Consejo de gobernadores del MEdE, cargo actualmente desempeñado por Jeroen Dijsselbloem, quien también preside el Eurogrupo.

Un documento remitido al fondo de rescate europeo citado por ‘The Wall Street Journal’ señala que la petición de Grecia al MEdE sería para un programa de asistencia de tres años, en vez de los dos de la anterior solicitud.

El Gobierno griego ofrecería a cambio el compromiso de implementar “desde principios de la próxima semana” reformas fiscales y en el ámbito de las pensiones.

Eurogrupo

Michel Reijns, portavoz de Dijsselbloem, explicó que la solicitud de Grecia será analizada este miércoles por el Grupo de trabajo del Eurogrupo, que reúne a los responsables del Tesoro de los 19 Estados miembros.

Asimismo, Reijns anunció que no tendrá lugar la reunión mediante teleconferencia del Eurogrupo prevista para este miércoles.

Tras analizar la petición de Grecia, el Eurogrupo podría requerir a la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), las instituciones anteriormente conocidas como Troika, que elaboren un estudio sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia y las necesidades de financiación del país heleno.

Este informe serviría de base para que, si el Eurogrupo así lo considera, iniciar las negociaciones de cara a la concesión de un tercer rescate de Grecia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea habían acordado este martes celebrar el próximo domingo un nuevo encuentro de manera extraordinaria para decidir sobre un nuevo programa de rescate para Grecia que vendría precedido el sábado por una reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.

 

Alexis Tsipras
Alexis Tsipras, a su llegada al Parlamento Europeo. / REUTERS

Tsipras promete reformas “creíbles” y pide un acuerdo que evite una “ruptura histórica”

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha prometido este miércoles que presentará “reformas creíbles” en los próximos días para convencer a la Unión Europea de que conceda un tercer rescate a Grecia, pero ha pedido a sus socios europeos un acuerdo “equilibrado” que permita evitar una “ruptura histórica”.

“Tenemos un mandato claro y rotundo del pueblo griego, no estamos para entrar en colisión con Europa, sino para cambiar las mentalidades y propuestas que han dañado nuestra economía”, ha dicho Tspras en su intervención ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

El mandatario griego fue invitado en el último momento a intervenir en el debate programado sobre la crisis griega a instancias de los liberales europeos (ALDE). Varios eurodiputados, entre ellos el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han recibido de pie y con aplausos a la entrada del hemiciclo a Tsipras, que ha recibido tanto vítores de ‘bravo’ como silbidos a su llegada.

El líder griego ha confirmado que “se concretará en los próximos días” el paquete de medidas que le exigen sus acreedores para estudiar la posibilidad de un nuevo programa de ayuda.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona le han dado de plazo hasta este domingo para llegar un acuerdo y evitar “el peor escenario”, en palabras del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, que implica la salida de Grecia del euro.

Tsipras ha asegurado que las medidas que asumirá su Gobierno incluirán reformas para la “redistribución del peso y de las cargas” y para dar un “impulso al crecimiento”, lo que, asegura, servirá para dar cobertura a las necesidades financieras del país.

“La crisis griega representa la incapacidad colectiva de Europa a la hora de buscar una solución a la crisis de deuda que se retroalimenta”, ha defendido el líder griego, quien también ha querido subrayar que “el callejón sin salida” que afronta la economía de su país no se debe a la gestión de Syriza en los últimos meses, sino fruto de los gobiernos precedentes y de los dos rescates de los últimos cinco años y medio.

En esta línea, Tsipras se ha comprometido a acabar con el sistema de “clientelismo”, la corrupción y la evasión fiscal contra los que no se tomaron medidas en gobiernos anteriores.

También ha pedido que no haya “tabúes” en las negociaciones de Atenas con sus acreedores y abordar con un “diálogo profundo” la cuestión de la sostenibilidad de la deuda.

Tsipras, además, ha asegurado que la propuesta que presentará Grecia no busca imponer una “carga adicional para el contribuyente europeo” y ha subrayado que el dinero prestado al país heleno en los distintos programas de rescate “nunca ha llegado al pueblo griego”, sino que se empleó para “salvar los bancos griegos y europeos”.

En este sentido, ha pedido una “solución sin austeridad extrema”, porque ello podría “condenar a un círculo vicioso de fuerte recesión” a la economía griega, al tiempo que ha recordado que cuenta con el apoyo de los ciudadanos que hicieron una “elección valiente” en el referéndum, pese a “las difíciles condiciones y la campaña mediática” en contra.

La Eurocámara reclama reformas

En el curso del debate, los jefes de grupo han mostrado en su mayoría firmeza a la hora de reclamar a Tsipras que desvele con claridad las reformas que su Gobierno está dispuesto a emprender para recuperar la economía griega.

“Europa ya no confía en usted para negocia”, ha reprochado el líder del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, quien ha acusado a Tsipras de llevar a cabo una política “indigna” por “no decir la verdad” a los ciudadanos.

El líder de los socialistas europeos (S&D), Gianni Pittella, ha sido más conciliador a la hora de dejar claro que su grupo “no aceptará un ‘Grexit’ (salida del euro de Grecia)” y ha advertido de que “Europa sin Grecia, no existe”. Sin embargo, ha replicado al líder griego que las reformas profundas son necesarias, no porque lo pida Europa, sino porque lo necesitan los griegos.

Por su parte, el jefe de los Liberales europeos (ALDE), Guy Verhofstadt, se ha mostrado “enfadado” porque el primer ministro heleno no ha sido claro con sus propuestas hasta ahora. “No valen las intenciones, sino reformas creíbles (..). Se trata de reformas desesperadamente necesarias”, ha zanjado.

Desde la Izquierda Unitaria (GUE), la eurodiputada Gabi Zimmer ha reclamado “respeto” para los griegos y ha afeado la “arrogancia” de los intervinientes precedentes por decir a Tsipras lo que debe hacer. Zimmer también ha echado en cara a Alemania su dureza con Grecia, pese a que “en 90 años no ha pagado la deuda” de la Segunda Guerra Mundial.

Mientras, la jefa de los Verdes europeos, la alemana Rebecca Harms, ha dicho a Tsipras que tiene que hacer “todo lo posible” para ganar el apoyo de los europeos y ha lamentado que el griego no haya aprovechado esta ocasión para exponer en detalle las reformas que prevé, para demostrar que podrá “seguir pagando” el coste de servicios públicos como la sanidad o el sistema de pensiones.

Al término del debate, el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ha admitido que fue un “error” levantarse de la mesa de negociaciones cuando Atenas convocó el referéndum, pero ha acusado a Tsipras de aprovechar que las conversaciones fueron a puerta cerrada para “no decir toda la verdad”. En las negociaciones, la Comisión defendió que los armadores pagaran impuestos “de una vez por todas” y planteó un recorte en el gasto de Defensa, según Juncker.