ARAFO

José Juan Lemes: “No podía representar unas siglas sin compromiso con los araferos”

José Juan Lemes, alcalde de Arafo. / DA
José Juan Lemes, alcalde de Arafo. / DA

José Juan Lemes va a gobernar el Ayuntamiento de Arafo cuatro años más, y lo hace con la misma mayoría absoluta que logró en 2011, antes bajo las siglas del PP y ahora liderando una agrupación (AIA) montada dos meses antes de las elecciones con casi todos los compañeros de su grupo de gobierno. Nadie se imaginaba que tuviera tanta ascendencia en un pueblo que su predecesor, Domingo Calzadilla, dejó casi quebrado económicamente. Con su inseparable chaqueta blanca, José Juan Lemes, repasa la actualidad de su pequeño municipio, un mes después de renovar la Alcaldía.

-Logró la mayoría absoluta y sin el paraguas del PP. ¿Se lo esperaba?
“Estamos ante el trabajo y esfuerzo de cuatro años, donde los vecinos han confiado en la gestión llevada a cabo por el alcalde y su grupo, donde las siglas políticas eran lo menos importante. Esa confianza se plasmó en las urnas el pasado 24 de mayo, comicios donde concurrimos con las siglas de AIArafo y logramos el respaldo mayoritario de los residentes”.

-¿A usted dentro del PP le engañaron o engañó usted a los populares?
“Ni una cosa ni la otra. Me sentí decepcionado. Los proyectos que se presentaban y que dependían directamente del Estado, así como otros que se habían comprometido con el municipio, nunca se llevaron a efecto. No podía continuar representando unas siglas políticas que no se querían comprometer en la mejora de mi pueblo y la calidad de vida de mis vecinos. La insistencia de que Arafo suscribiera un segundo plan de ajuste por parte del Estado, que a mí juicio no era necesario y a las pruebas me remito, sin considerar la repercusión de subida de impuestos y perdidas de competencias marcaron también mi decisión”.

-¿Qué le dio más tristeza, que se quedara Tamara del Pino en el PP o que Rosendo Batista no quisiera ir en su lista electoral?
“Cada uno eligió lo que consideró más conveniente. Del Pino reconoció la desidia del PP con Arafo, pero decidió continuar con ellos. Batista no aceptó el número cuatro y respeté su decisión de abandonar la política”.

-Tiene usted una oposición amplia, pero escasa en representación. ¿Aquí vale lo de divides y vencerás?
“No. La oposición cuenta por primera vez con un despacho en la Casa Consistorial, para que pueda ejercer su trabajo de la mejor manera. Estoy satisfecho de que Arafo cuente en su Ayuntamiento con representación de las distintas fuerzas políticas que se presentaron a los pasados comicios electorales”.

-¿Por qué debo creerle ahora que Arafo contará en este mandato con un PGO?
“Porque tenemos la capacidad económica para ello, sabemos qué PGO quiere el vecino, y porque queremos que se apruebe por bloques. Además, el nuevo presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, dará mayor autonomía a los ayuntamientos para la aprobación de los planes generales, según ha dicho el propio mandatario autonómico”.

-¿Es verdad que debe pagar el Ayuntamiento 700.000 euros para recuperar el planeamiento que le traspasó al Gobierno?
“No. Una de las cláusulas del convenio suscrito matiza que de no estar de acuerdo con el modelo se puede solicitar el rescate del PGO, como así lo hemos hecho”.

-Arafo, como Candelaria, quiere cobrarle a los empresarios del Polígono por el mantenimiento. ¿Es ese el gran obstáculo para que sigamos hoy sin entidad de conservación?
“No. En la reunión mantenida con el Cabildo de Tenerife se acordó la participación de la institución insular, además de la aportación de los tres ayuntamientos y de los empresarios. Falta que el Consistorio de Güímar lleve a su Pleno los estatutos”.

-¿Es la zona del Carretón, con el Polígono y el colegio Luther King, la gran zona de expansión del municipio?
“Sí, siempre y cuando nos refiramos a zona Industrial. Contemplamos una alegación al PGO para contar con más suelo industrial en este sector y que se sitúa por encima de la autopista, tal y como también lo prevé el correspondiente PIOT, dada la situación estratégica en la que se encuentra este ámbito del municipio. En lo urbano, contamos con otros planes en esa zona y en el casco”.

-¿Qué ocurre con la licencia de la gasolinera a la entrada del pueblo que ha adquirido un conocido empresario del sector en el sur de la Isla?
“La misma está ahora en trámite, pues el empresario abrirá, en concreto, tres actividades independientes: estación de servicio, cafetería y supermercado”.

-¿Le molesta que digan que usted es un güimarero que vive en Candelaria?
“No, es la realidad y así me votó la gente, tanto en el año 2011 como en 2015”.

-¿Sigue siendo el pan de Arafo tan rico?
“Cada vez mejor. El pan de Arafo es un buen referente y vamos a impulsarlo, pero no el único. En Arafo tenemos buena repostería, buenos vinos, buenas frutas y verduras, entre otras”.

-¿De música cómo andamos? ¿De la Nivaria o de la Candelaria?
“Ambas son referentes de calidad no solo para el municipio, sino para la Isla y el Archipiélago. Tanto la Sociedad Filarmónica Nivaria como la Agrupación Artística Musical La Candelaria preparan a nuestros músicos, a nuestros jóvenes, para que puedan continuar estudios universitarios relacionados con la música. El trabajo que están llevando a cabo es muy importante y cuentan con el respaldo del Ayuntamiento. Asimismo, son un referente cultural importantísimo en Arafo, desarrollando una constante actividad y colaborando con otras asociaciones”.

-¿Y en las elecciones generales qué votarán los suyos: PP, Ciudadanos, Podemos, PSOE o CC?
“Libre elección, cada uno votará a quien estime”.

-¿Le ha tirado los tejos algún partido de carácter regional o nacional?
“Me han llamado muchas fuerzas políticas. Sin embargo, la Agrupación Independiente de Arafo mantendrá su identidad”.

-¿Le harán más caso siendo independiente que pepero?
“Soy consciente de que fuera de una organización política es difícil trabajar, pero sé también que es más fácil que te escuchen. A mí no me da miedo el trabajo”.

-Permítame, para terminar, una maldad. ¿Se comprometerá a coger más a menudo el teléfono?
“Cuando suena y está a mi lado, siempre lo cojo” (sonríe).