sanidad

La lista de espera quirúrgica en La Candelaria cae cerca del 24%

El Complejo Hospitalario Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) cerró el ejercicio 2014 con más de 43.000 operaciones quirúrgicas realizadas, algo que la Consejería de Sanidad considera unos “datos de actividad positivos” que mantienen “la tendencia de mejora asistencial de los últimos años”.

En concreto, se efectuaron un total de 43.464 intervenciones quirúrgicas, lo que supuso un aumento del 2,63% respecto al año anterior.

El grado de utilización de los quirófanos mejoró en 1,21 puntos porcentuales hasta alcanzar el 80,56% del tiempo, lo que “se sitúa entre los estándares recomendados por las organizaciones sanitarias internacionales”, según explicaron en una nota de prensa desde el departamento sanitario regional.

De las más de 43.000 operaciones, 4.095 corresponden a intervenciones de carácter urgente. Un total de 26.560 personas fueron hospitalizadas para recibir algún tipo de tratamiento terapéutico quirúrgico o asistencial especializado, generando así un total de 216.641 días de estancia hospitalaria.
La estancia media preoperatoria global bajó respecto a 2013 en más del 21%. Por otro lado, la demora media total en lista de espera quirúrgica sufrió un descenso del 23,89%.

En cuanto al número total de consultas ofrecidas el pasado ejercicio a la población de referencia del Complejo Hospitalario Universitario Nuestra Señora de Candelaria, que supera el medio millón de habitantes, se alcanzó un total de 660.791 presenciales, que incluyen tanto las de primera vez como sucesivas en todos los centros dependientes, como son sus centros de atención especializada y el Hospital de Ofra.

Además, se registró un aumento significativo de las consultas de telemedicina, situándose en 61.254, cifra que casi triplica los datos del año anterior. De igual modo, el servicio de Urgencias atendió el pasado año a 152.642 personas, de las cuales tuvieron que ser ingresadas el 10,19%.

PATOLOGÍAS RESPIRATORIAS
Por otro lado, el 60% de los ingresos que se registran en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del Hospital de La Candelaria se deben a patologías respiratorias, siendo las bronquiolitis y las neumonías los motivos más frecuentes de ingreso en esta unidad especializada del centro tinerfeño. Este dato fue dado a conocer en un curso sobre ventilación mecánica pediátrica y neonatal organizado e impartido por especialistas del servicio de Pediatría del HUNSC y el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona).

Un hospital de tercer nivel, como es el caso de La Candelaria, ofrece asistencia médica especializada a la población infantil, entre la que se incluye la atención a menores en situación crítica que requieren de ingreso urgente en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Una gran parte de la hospitalización de estos niños requiere de soporte ventilatorio mecánico, tanto invasivo como no invasivo; y es que las patologías respiratorias suponen el 60% de los ingresos que se registran en la UCI pediátrica. En 2014, 60 menores tuvieron que utilizar este soporte durante su ingreso en la UCI.

“Por ello, es vital que los médicos pediatras y los intensivistas adquieran una buena formación en el manejo de ventiladores para poder atender con la mayor destreza y eficacia aquellos casos críticos que se presenten en las unidades de cuidados intensivos pediátricos”, enfatiza el doctor Carlos Solís, responsable de la UCI pediátrica de La Candelaria.

Es la primera vez que en Canarias se organiza un curso intensivo de estas características, de carácter semipresencial sobre ventilación mecánica pediátrica y neonatal y con el aval acreditativo del Grupo Respiratorio de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos. Las jornadas contaron con la participación de reconocidas figuras de esta especialidad clínica en España.