SANTA CRUZ

La nueva gestión del albergue de la capital comienza en agosto

Óscar González es el nuevo concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz de Tenerife. / J.G.
Óscar González es el nuevo concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz de Tenerife. / J.G.

El Centro Municipal de Acogida (CMA) de Santa Cruz de Tenerife ya se encuentra listo para empezar a prestar los nuevos servicios que la nueva adjudicataria del contrato pasará a ofrecer a partir del próximo mes. Grupo 5 obtuvo la concesión a finales del año pasado pero los dos recursos presentados por la concesionaria saliente, Arasti Barca, han retrasado la asunción de la gestión del albergue municipal. Según explicó el concejal de Asuntos Sociales, el popular Óscar González, se desestimó un primer recurso interpuesto por esta empresa, que volvió a presentar una segunda reclamación que también va a ser desestimada, según confirmó el edil, que llevará el asunto al Consejo Rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) que se celebrará la próxima semana.

La nueva gestora del CMA aporta la puesta en marcha de una segunda Unidad Móvil de Acercamiento (UMA), el refuerzo del Centro de Día y la puesta en funcionamiento del piso tutelado dirigido precisamente a los usuarios del albergue que ya hayan pasado a formar parte de algún itinerario de inserción. El contrato del albergue supera los cinco millones de euros y con él se pretende dotar al centro con los suficientes servicios para atender a las personas sin hogar.

El concejal señaló que el CMA, en lo que va de año, ya ha atendido a 360 personas distintas, “el año pasado en todo 2014 pasaron por el centro 430 personas por lo que estimamos que este año y con las cifras que llevamos a estas alturas, cerraremos 2015 con más de 500 usuarios distintos”. Para González estas cifras son la muestra de que se está dando un buen servicio que hace que la gente se acerque al albergue para recibir alguna de las ayudas que allí se prestan.

Otro de los servicios que el edil responsable del IMAS valora especialmente es la posibilidad de disponer de una segunda UMA, “nos va permitir llevar un mejor control de las personas sin hogar y hacer un seguimiento más continuado, aunque ya se hace, de asentamientos como el del Pancho Camurria”.

En este sentido, González hizo referencia a las personas que están en la calle y padecen lo que se conoce como enfermedad dual. “Son personas que padecen algún tipo de trastorno mental y/o adicción que hace que rechacen ayuda de forma sistemática”. Según los datos del IMAS, en la capital hay una docena de personas sin hogar que padecen esta enfermedad. “Precisamente en las jornadas de Personas Sin Hogar que se celebran en el mes de octubre vamos a abordar esta patología dual”.

El concejal, que asegura agradecer el haber pasado cuatro años en la oposición pudiendo conocer de forma directa la situación de muchas de estas personas, apuesta por continuar con los programas de reinserción social y laboral como el desarrollado con Caritas y resto de proyectos que se pusieron en marcha en el mandato anterior. “Tenemos que conseguir que la reactivación de la economía también alcance a estas personas”.

Esta continuación es valorada por la anterior concejal de Asuntos Sociales, Alicia Álvarez, que ha estado en contacto con el nuevo edil para realizar el traspaso de funciones. Álvarez, en declaraciones a este periódico, mostró su satisfacción por la confirmación que le ha dado González de seguir el camino iniciado en Asuntos Sociales en el mandato anterior, tanto en el equipo ya conformado como en los proyectos en marcha.