SUCESOS

Nuevos arrestos por vender agua por cerveza a los chinos

Otros cuatro arrestos a cuenta del servicio de la Guardia Civil a cuenta de una supuesta estafa internacional detectada en Tenerife. Para la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife no hay dudas de que se desmantela un entramado empresarial montado ad hoc para estafar a comerciantes chinos que pretendían exportar una conocida marca de cerveza desde Tenerife hasta China y a la que iban a enviar agua mineral.

Fue a finales del pasado mes de abril cuando se inició la llamada Operación LED. Ya entonces se paralizó la actividad comercial de este grupo y se procedió a bloquear un importante número de sus cuentas bancarias, además de recuperarse bienes obtenidos de los beneficios de las estafas. Incluso se inmovilizaron contenedores ya preparados para su carga en el puerto de Tenerife, así como otros que se encontraban aún en tránsito por diferentes puertos repartidos por todo el mundo. En el epicentro de la red, una nave industrial ubicada en el polígono de La Campana, donde se intervinieron una importante cantidad de vehículos y mercancía obtenidos de igual manera de la actividad fraudulenta, así como copiosa documentación.

Con el presunto cabecilla ya en prisión, ahora es cuando se ha detenido a un varón identificado como P. C., que regentaba una imprenta en la capital tinerfeña donde se llevaba a cabo el trabajo de falsificación de todo un conjunto de documentos oficiales que eran necesarios para poder exportar los contenedores con destino a China. También se detuvo a S. C. A., quien ejercía la función de relaciones públicas y traductor con los comerciantes chinos.
Además de otros dos detenidos, se imputó al director de una sucursal bancaria por facilitar las cosas al grupo financieramente hablando.

La operación permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones.