candelaria

El paseo de San Blas se convierte en zona definitiva de aparcamientos

Imagen del paseo de San Blas y de su zona de aparcamientos, ayer al mediodía. | NORCHI
Imagen del paseo de San Blas y de su zona de aparcamientos, ayer al mediodía. | NORCHI

Candelaria busca desesperadamente plazas de aparcamiento para atender no solo a los 27.000 habitantes que viven en ella, sino a aquellos que duplican la población en verano, sobre todo en el litoral del municipio.

Impulsado por ese deseo, el Ayuntamiento procedió a crear 30 plazas de aparcamiento provisionales, de lunes a viernes, sobre el mismo suelo de la plaza de la Patrona, hasta que tuvo que desistir de la idea al recordarle Patrimonio Histórico que la plaza se trata de un Bien de Interés Cultural, aunque en el PGO no se recoge esa catalogación en su conjunto, indican desde el Consistorio.

Ayer mismo, operarios municipales procedían a retirar la señalética horizontal y las barras de protección, mientras se mantenían las 41 plazas habilitadas en el paseo de San Blas, que sí contó con el respaldo del Cabildo para que se mantengan de manera definitiva, siempre y cuando el oleaje de la zona lo permita, y pese a encontrarse en ese paseo el Convento de los Dominicos y el Santuario de la Virgen, también BIC.

El paseo se ha reabierto al público después de una actuación que ha supuesto una inversión de 582.861 euros financiados conjuntamente por la Corporación insular y el Ayuntamiento, sin contar el millón de euros que costó el emisario submarino y la protección marítima realizada con grandes piedras para evitar que las mareas siguieran horadando el paseo y pusiera en riesgo la seguridad estructural de los monumentos.

[sws_pullquote_left]Los empresarios no entienden que no se habiliten los estacionamientos sobre la plaza[/sws_pullquote_left]

El grupo de gobierno municipal, aunque le cuesta reconocerlo, se ha cogido un gran berrinche por la negativa del Cabildo a conceder los aparcamientos provisionales en una plaza que tiene muchas deficiencias en el piso y que además es escenario de multitud de actos a lo largo del año, incluso de exposiciones de coches, se recuerda desde el Consistorio de Candelaria, que lleva cinco años esperando porque se haga efectivo el proyecto de remodelación de la enorme plaza, que recoge entre otros escenarios, un aparcamiento subterráneo de una sola planta con 150 plazas. La iniciativa municipal, frenada ahora por el Cabildo, fue una demanda de los empresarios de la calle La Arena. “De Candelaria se marchan más de 100 vehículos diarios de turistas del entorno de la Basílica por no poder aparcar”, afirma Francisco García Hidalgo, propietario de La Casa de las Imágenes, y candidato a la Alcaldía en las pasadas elecciones por UPyD. Según él, “aprovechando media plaza de la Patrona, el casco tendría otras 90 plazas de aparcamientos, suspendiéndose en caso de eventos religiosos o culturales”.

Todos reconocen que al día de hoy los únicos aparcamientos que hay son los terrenos sin construir situados encima del cuartel de la Guardia Civil y en la rambla de Los Menceyes, “hasta que Antonio Plasencia se canse”, afirman al recordar que esos terrenos tienen propietario.

José Fernando Gómez, de Vecinos por Candelaria, se muestra contrario, como antes lo fue del parking rotatorio del Ayuntamiento: “Tenemos que ver al sector comercial en su conjunto, y es ahí donde el daño a la imagen de nuestro lugar de culto podría perjudicar a todo el sector”.