diario del coach

Plutón

En lo único en lo que el ser humano puede predecir el futuro con certeza es en los eventos astronómicos. Me fascina cómo fue posible saber el 19 de enero de 2006 que la sonda New Horizons, lanzada ese día, sobrevolaría el lejano Plutón en torno al mediodía del 14 de julio de 2015. Pura matemática. Y lo alucinante es que para esta nave, o sea, para el deseo de saber del ser humano, Plutón no es en absoluto la última frontera: en 2018, New Horizons se adentrará en el enigmático Cinturón de Kuiper. Y cuando lo abandone, como ya pasó con la sonda Voyager, será catapultada al espacio interestelar. Como dijo el astrofísico Carl Sagan, una pequeña botella en el casi infinito océano cósmico…

En coaching trabajamos tu deseo de mejora continua. Es decir, unos objetivos se alcanzan y otros surgen en el horizonte de tu vida una y otra vez. Cuando comenzamos un proceso de coaching lo primero que hago es preguntar a la persona qué desea conseguir y casi inmediatamente nos damos cuenta de que esa meta, una vez dejada atrás, habrá abierto nuevas posibilidades que podrán también ser examinadas con el mismo procedimiento. Por fortuna, es una constante mientras estamos vivos: lo sucedido con la sonda es una metáfora de lo que nos pasa a cada uno de nosotros.

¿Cuál es ahora mismo ese Plutón en tu vida que deseas explorar, ese sueño que está en tu futuro más o menos inmediato que “tira de ti” para sacarte de la zona de confort en pos de una mejora significativa… Imagina por un momento que ya lo has conseguido: ¿qué será diferente? ¿Cómo te sentirás? ¿Para qué te servirá? Y una vez que eso ya forme parte de tu presente, ¿qué? ¿Hacia qué Cinturón de Kuiper personal te desplazarás?

www.andresbrito.com