POLÍTICA

El PP rechaza “limosnas” en el Cabildo de Tenerife y no formará parte del gobierno insular

pp
El PP ha señalado que sí quería formar parte del gobierno de una forma equilibrada pero que CC y PSOE han dicho que no. / EP

El presidente insular del PP y consejero del Cabildo de Tenerife, Manuel Domínguez, comunicó el rechazo de su partido a formar parte del equipo de gobierno insular con una consejería de Relaciones Institucionales. Domínguez aclaró que el Partido Popular sí quería formar parte del gobierno de una forma equilibrada, “pero CC y PSOE han dicho que no es posible”. El presidente de los populares calificó la propuesta de Carlos Alonso como “un caramelo envenenado” sin competencias ni contenido, por lo que el PP rechazó las “limosnas” de CC y PSOE.

Domínguez lamentó el “sectarismo” del PSOE, en cuanto a que se negaron a que los populares puedan formar parte del gobierno con una estructura mucho más equilibrada. Asimismo, señaló que para tomar posesión del área de Relaciones Institucionales, uno de los objetivos era “buscar dinero”, y sí se conseguía, ese dinero sería gestionado por el área competente “y luego sería el gestor quien se llevaría el mérito”, y en caso contrario, la responsabilidad caería sobre la consejería y el PP. Manuel Domínguez calificó también de “aberración” que el Cabildo haya estado supeditado al Ayuntamiento de La Laguna, aparte de que no cree en los pactos en cascada impuestos por CC y PSOE en el Archipiélago. El dirigente insular considera que se ha perdido una gran oportunidad para la Isla, sobre todo por el “sectarismo” del PSOE, que ha impedido la entrada de los populares dentro del grupo de gobierno insular.

Denuncia el “sectarismo” del PSOE, que negó la entrada del PP en un gobierno amplio

Domínguez recalcó que se ha perdido la constitución “de un gobierno de amplio espectro en un momento donde la ciudadanía pide consenso, concordia y dialogo entre las formaciones políticas para sacar adelante los grandes retos que tiene ante sí la isla de Tenerife. Un gobierno que hubiera supuesto marcar un equilibrio sin precedentes con un equipo de hombres y mujeres trabajando líneas programáticas de amplio respaldo y consenso. Lamentablemente -agregó-, nos han dicho que no, y solo nos ofrecían una consejería vacía de contenidos destinada a las relaciones con el Gobierno de España que consideramos “un caramelo envenenado para el PP”.

El PP recuerda que está en la oposición diciendo, sin embargo, sí a acuerdos concretos para la Isla, como son sus hospitales comarcales, empleo, tercer carril a la altura de Adeje, anillo insular, nuevas inversiones para el Reina Sofía o el puerto deportivo y pesquero para Puerto de la Cruz. “No daremos la espalda a esos proyectos -añadió- porque son, en definitiva, el programa del PP. Vamos a trabajar intensamente con la Comunidad Autónoma, con el Gobierno central, la UE y quien haga falta para conseguir los recursos necesarios para los proyectos pendientes en la Isla. Estaremos arrimando el hombro con quienes tengan algo positivo que aportar”.