ECONOMÍA

Los precios de las bombonas de butano y propano domésticas bajan un 5% en Canarias

Los precios de las bombonas de butano y propano domésticas bajan desde este martes un 5 por ciento en las islas Canarias, según la resolución dada a conocer por la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno autonómico, que fija los nuevos precios máximos de venta.

De esta manera, la revisión de julio establece el precio de la bombona de butano de 13 kilos -la más usada en consumo doméstico- en los 13,42 euros, incluidos impuestos aplicables, frente a los 14,12 euros del coste anterior.

Esta bajada se une a la ya experimentada en mayo cuando disminuyó cerca de un 11 por ciento, o a la de marzo cuando bajó en torno al 10 por ciento. El descenso de precio respecto a enero de este año es del 23 por ciento, lo que se traduce en un ahorro de 4 euros.

En el caso del propano, la bombona de 11 kilos tendrá un coste de 11,36 euros, según la última revisión de julio. Y es que el Ejecutivo ha establecido que el precio máximo de venta, antes de impuestos, de estos gases licuados envasados en recipientes de capacidad igual o superior a 8 kilos e inferior a 20 es de 1,02 euros por kilo, estableciéndose su precio máximo en Canarias, después de impuestos, en 1,03 euros por kilo.

El nuevo sistema de revisión de precios establece que el coste de ambas bombonas sólo puede registrar variaciones en un máximo del 5 por ciento. Los cambios en el precio se efectúan de manera bimensual correspondiendo la próxima revisión en septiembre.

EL PROPANO PARA EMPRESAS, UN 65% MÁS CARO

El propano de uso industrial -a granel- o el que se usa en hostelería -con bombonas de 35 o 40 kilogramos- quedan fuera de este decreto. Su precio se mantiene en los 59,5 y 66,7 euros, respectivamente para cada bombona, dejando el precio por kilo entre los 1,7 de la primera y los 1,66 euros de la segunda, lo que sitúa el propano industrial hasta un 65 por ciento más caro que el doméstico.