positivando

Relaciones positivas – Por José Juan Rivero*

Un estudio sobre el optimismo, y cómo este afecta a las relaciones de pareja y familia, afirmaba que el ver las cosas desde una visión positiva produce el efecto de transformarlas en positivas. Sin duda demuestra que el optimismo está asociado al mantener relaciones más duraderas y felices. Las relaciones sociales se potencian con el optimismo debido a nuestra mayor potencialidad de apertura, generando así mayor número de amistades y más duraderas. Por lo tanto, observamos que el optimismo transforma la manera en la que interpretamos la realidad y cómo actuamos ante las distintas situaciones sociales por las que atravesamos, ya que esperamos lo mejor de la gente con la que compartes tu vida, lo ves sin duda como un potencial que suma valor a tu felicidad. Si pasamos al ámbito de pareja cuando interpretamos de manera optimista nuestra relación, pensamos que la persona con la que convivimos y es nuestra pareja está dispuesta a apoyarnos emocionalmente dándonos la sensación de que tanto nuestros objetivos personales como de pareja se verán satisfechos. Sin embargo, el pesimismo nos hace sentir la temporalidad de la situación en la que vive, nos centra en el déficit de cualquier situación, anticipan su vida como un problema que les generará dolor, con lo cual la anticipación negativa nos hace fijarnos en lo que me falta, donde la relación no me colma. Por lo tanto, el optimismo nos hace que nos sintamos sostenidos emocionalmente, no cabe esa visión negativa y reduccionista de nuestra vida. Así reinterpretaremos la realidad donde nos convivimos. Sin embargo, el pesimista nos hará ver nuestro día a día con la sensación de sentirnos desdichados y ajenos a toda la convivencia. Por esa razón, cuando nos sentimos amados y que amamos y que formamos parte de nuestra pareja, vamos a estar más pendientes de esos detalles positivos que surgen en el día a día de nuestra vida en pareja. Así, esa realidad nos parece que la controlamos y nos sentimos creativos y activos si vemos nuestra vida con el filtro del optimismo. De este modo, cuando piensas en que el otro aporta su mejor versión a nuestra vida, actuaremos en consonancia y la pareja crecerá de manera positiva. Por el contrario, si vemos a nuestra pareja como distante y desde una visión negativa y pesimista, eso será lo que aflorará manteniendo una distancia importante en nuestra relación, siendo fríos y distantes. Así que alimenta tu relación: se optimista.

*Psicólogo y miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva
@jriveroperez