SANIDAD

Sanidad devolverá horas y salario perdidos por el personal desde el año 2010

Más contrataciones y oposiciones y mayor reconocimiento y comunicación con los profesionales. Esas fueron las promesas más significativas que el nuevo consejero de Sanidad, el socialista Jesús Morera, hizo a los representantes de los sindicatos del sector, en una reunión informal celebrada ayer que sirvió de aperitivo de una mesa sectorial que se convocará en agosto.

Durante el encuentro de ayer, además de confirmar que su departamento dará un impulso definitivo a los hospitales del Norte y del Sur y otras infraestructuras básicas, así como al III Plan de Salud y el Plan Regional de Urgencias, Morera trasladó a los sindicatos su voluntad de que durante esta legislatura los profesionales “recuperen los derechos perdidos en los últimos años”. En este sentido, planteó la necesidad de establecer un cronograma para los próximos cuatro años “en el que se establezcan las medidas y plazos necesarios para poder revertir los recortes laborales aplicados al personal sanitario isleño desde el año 2010 hasta la actualidad”.

En concreto, el nuevo consejero se comprometió a que durante la legislatura el personal recupere los derechos perdidos tanto en lo relacionado con la distribución de la jornada laboral, como en lo concerniente a los recortes salariales causados por las políticas de austeridad y la reanudación del reconocimiento de la carrera profesional. Asimismo, se mostró especialmente sensible con el desbloqueo de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2007, proceso que aún no ha concluido, y anunció su intención de que durante esta legislatura no solo quede completamente finalizada esta convocatoria, sino que también se publique una nueva para dar estabilidad a los profesionales sanitarios y mejorar la calidad asistencial.

“Sentar las bases para que haya una OPE cada tres años es un objetivo y un plazo razonable, y es algo en lo que se puede empezar a trabajar desde ya, sobre todo si existe diálogo y entendimiento”, señaló el consejero. En esta línea, Morera valoró muy positivamente la propuesta de los representantes de los trabajadores para que en el orden del día de las sucesivas mesas sectoriales no se incluyan más de tres o cuatro puntos a tratar, aunque sea necesario convocar este órgano con más frecuencia.