educación

“Se ha trabajado para evitar la exclusión, pero todo es muy mejorable”

Soledad Monzón. | DA
Soledad Monzón. | DA

El bilingüismo como objetivo heredado del anterior equipo de gobierno y el incremento educativo como meta para garantizar la calidad del sistema educativo. Soledad Monzón (CC) acaba de aterrizar en la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, una administración que ha funcionado como termómetro de la crisis. En esta entrevista telefónica esboza su hoja de ruta.

-¿Se incrementará el presupuesto educativo en 2016?
“La intención del nuevo gobierno es que no bajen los presupuestos en las áreas sociales, donde se incluye la educación, y, además, hacer todo el esfuerzo posible para que puedan aumentarse. Confiamos en que haya un incremento lo más significativo posible”.

-Cuando aún no era consejera y pensaba en la educación en Canarias, ¿dónde creía que era prioritario actuar?
“Quizá en los cambios normativos que está llevando a cabo el Estado. La LOMCE es una ley aprobada en el Congreso y, como tal, debe cumplirse, pero la reivindicación de nuestra comunidad autónoma, al unísono con otras, es que se revise el calendario previsto en la ley. Esa es la posición que ha habido hasta ahora y es la que va a seguir manteniendo este gobierno”.

-El exconsejero José Miguel Pérez había prometido construir 15 centros nuevos usando una fórmula de colaboración público-privada, pero no prosperó. ¿Construirá su equipo estos centros?
“Esa es una fórmula como puede ser cualquier otra. Hubo problemas para llevarla a cabo y tendremos que estudiarlos. Ver de qué tipo son, analizar si volvemos a plantear esta opción o ver si somos capaces de cubrir esas necesidades con otras fórmulas”.

-El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha hablado de mejorar la formación del profesorado. ¿Considera que ahora mismo la formación que reciben los docentes-ya sea en las facultades o a lo largo de su carrera profesional- es la que necesitan?
“Cuando hablamos de mejorar la formación del profesorado nos referíamos sobre todo a la adaptación a nuevas tecnologías. No consideramos que tienen una formación baja o deficitaria; todo lo contrario. Estoy convencida de que, en Canarias, los profesores de cualquiera de las etapas de enseñanza tienen los niveles adecuados, porque son requisitos para el acceso. Otra cosa es que su actualización requiera una formación que, a lo mejor por falta de recursos, no se ha podido plantear o no se ha podido realizar. La mejora de recursos y de inversiones debe contribuir a que los profesores accedan a esa formación que les hará adaptarse a los cambios que se van produciendo”.

-Los sindicatos llevan años demandando una actualización de sus salarios: a medida que pasan los años de profesión, los canarios se sitúan entre los peor pagados de España. ¿Se plantea la posibilidad de subirles el sueldo?
“Creo que hay que atender, en la medida de lo posible, las demandas de los representantes del profesorado. Ya me he reunido de manera informal con algunos sindicatos. Estoy convencida de que vamos a avanzar, en la medida en que los recursos nos lo permitan, en medidas que redunden en la calidad de la enseñanza”.

-¿La Consejería contempla algún tipo de medidas para aliviar el peso que están soportando las familias?
“Las familias han hecho y están haciendo un esfuerzo para que la enseñanza pueda salir adelante, para que haya más equidad en el sistema educativo. Igualmente, la Administración está haciendo un trabajo importante para evitar la exclusión, como pueden ser los comedores y los desayunos escolares, pero todo es muchísimo más mejorable. Por eso, en la medida en que podamos incrementar los recursos, intentaremos destinarlos a aliviar esa presión de las familias”.

-Entonces, ¿apuesta por mantener los comedores escolares en verano?
“Sí, no solo que continúen, sino que aplicaremos todos los esfuerzos para complementarlos y mejorarlos”.

-¿Cuál es su visión de la Formación Profesional en las Islas? ¿Hacia dónde debe crecer?
“La FP debe fundamentarse en una conexión total y absoluta con el sector productivo y económico de Canarias. Todo el crecimiento de ciclos formativos debe ir en la línea de lo que demandan las empresas en Canarias, vinculado al emprendimiento. Ese es el crecimiento natural y en el que debemos caminar”.

-Una de las prioridades del anterior equipo de gobierno fue el bilingüismo. ¿Es una prioridad también para usted acabar con ese ‘defecto de fábrica’ que parece que tenemos los canarios con el idioma?
“La enseñanza en idiomas debe ser una prioridad en Canarias. No creo que sea un defecto de fábrica; por las circunstancias que sea no se ha dado la importancia necesaria a la formación en idiomas en una comunidad como Canarias, cuyo sector principal es el turismo. Los avances que se han realizado son positivos, pero hay que seguir trabajando. Si un estudiante en Canarias no habla inglés tiene un problema para acceder al mercado laboral; antes, hacerlo, era un valor añadido”.

-La crisis ha reducido el abandono escolar. ¿Teme que este avance se quede en un hecho coyuntural y no estructural?
“Es verdad que ha ayudado el hecho de que los jóvenes tengan problemas para acceder al mercado laboral, pero ahora tenemos que poner todos los esfuerzos para que el descenso de la tasa no sea algo coyuntural”.