POLÍTICA

La sesión para la investidura empezará el lunes por la tarde

Carolina Darias, ayer en la sala de prensa del Parlamento. / DA
Carolina Darias, ayer en la sala de prensa del Parlamento. / DA

Le sobraron horas y argumentos a Carolina Darias para proponer a Fernando Clavijo (CC-PNC) como candidato a la presidencia del Gobierno de Canarias. La maratoniana ronda de contactos del jueves con los representantes de los seis grupos fue suficiente para que la presidenta del Parlamento aplicara el artículo 17 del Estatuto de Autonomía, después de que el miércoles se celebrase la solemne sesión de apertura de la novena legislatura.

El debate de investidura comenzará a las cinco de la tarde del lunes, con el discurso de Clavijo -sin limitación de tiempo-, y proseguirá a las 9.30 del martes, con las intervenciones de los portavoces. Ayer se decidió que el turno empiece por orden de mayor a menor de las fuerzas políticas de la oposición, de manera que responderá en primer lugar el PP, en 30 minutos como máximo. A continuación pasarán por la tribuna de oradores los interlocutores de Podemos, Nueva Canarias y Agrupación Socialista Gomera. Cerrarán los socios del Ejecutivo: el PSOE y CC-PNC. En la réplica, el candidato optará entre la fórmula individual o global. En cualquier caso, cada grupo dispondrá posteriormente de hasta 10 minutos. Luego, la presidenta fijará una hora para la votación, pública por llamamiento y a viva voz desde los escaños de sus señorías. Es muy probable que esta sea por la tarde.

Los detalles los comunicó la propia Carolina Darias en su primera rueda de prensa, tras ser elegida el 23 de junio para este cargo institucional, al término de las reuniones de la Mesa y de la Junta de Portavoces.

Los 18 diputados del grupo Nacionalista y los 15 del Socialista suman dos votos más que la mayoría absoluta, necesaria para que Clavijo sea proclamado en la segunda jornada. De lo contrario, habría que esperar 48 horas al objeto de proceder a un segundo intento. Bastaría entonces con una mayoría simple. En una circunstancia que nunca se ha dado; si a los dos meses desde la primera votación no hubiese acuerdo, automáticamente quedará disuelta la Cámara como paso previo a la convocatoria de elecciones. Eso no va a ocurrir.