LA LAGUNA

Vecinos de Bajamar piden que se expropie el antiguo hotel Neptuno

El hotel Neptuno lleva cerrado desde 2007, cuando la empresa quebró. / S. M.
El hotel Neptuno lleva cerrado desde 2007, cuando la empresa quebró. / S. M.

Encontrar una solución al antiguo hotel Neptuno, que se encuentra en un importante estado de deterioro y abandono, es una reivindicación de los vecinos de Bajamar que viene de lejos y que en estos días ha vuelto a la actualidad con una petición formulada en la plataforma web www.change.org. En concreto, una vecina propone al alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, que “expropie el hotel y acondicione el terreno transformándolo de un lugar deprimente a un espacio verde que revitalice la zona y ofrezca a la comunidad la oportunidad de disfrutar del entorno natural patrimonio de La Laguna”.

Este emblemático hotel de la zona, símbolo del esplendor turístico de Bajamar en la década de los 60 del pasado siglo, cerró sus puertas en 2007, tras la quiebra de la empresa. Desde entonces, el edificio ha estado abandonado y ha sido objeto de actos vandálicos que lo han dejado en un importante estado de deterioro. El último este mismo mes, cuando se produjo un incendio en el interior del inmueble.

“Se encuentra situado en la carretera general, lugar con excelentes vistas al mar que es frecuentado por multitud de personas a diario, que se mueven por la zona, que hacen deporte o que simplemente pasean con sus perros o con sus hijos, etcétera. El hotel tiene una amplia zona ajardinada con árboles y plantas de diferentes especies y unas vistas espectaculares de toda la costa”, recoge el escrito que, hasta fecha de ayer, ya tenía más de 230 firmas apoyando la petición.

La presidenta de la asociación de vecinos Gran Poder de Dios de Bajamar, Juana Rodríguez, añadió que presentaron varias solicitudes al anterior alcalde, Fernando Clavijo, para que se buscase una situación al estado de este espacio. Petición que han reiterado recientemente en un nuevo escrito al actual alcalde, José Alberto Díaz.

En concreto, le solicitan que, si no se puede transformar en una zona verde al ser un espacio privado, se tapie o se haga algo para evitar el mal aspecto que da a la zona, así como que se establezca alguna medida de seguridad para evitar que la gente se siga metiendo en el edificio.