LA LAGUNA

Abreu: “No hay otra opción que tratar las aguas en Santa Cruz”

Energía fotovoltaica en la estación de Punta del Hidalgo
El concejal de Aguas, Javier Abreu, anunció ayer la instalación de 60 placas fotovoltaicas en la depuradora de Punta del Hidalgo, en el marco de una visita informativa realizada a la instalación. Estas placas, que se han instalado gracias a una subvención europea, producirán el 10% de los 700 kilovatios de energía que consume la planta al día. La intención es poder ir aumentando el número para llegar a ser 100% sostenible. Otra de las novedades de la depuradora es la puesta en marcha de un proyecto de secado térmico de lodo, que abaratará los costes de transporte y del canon del Complejo Ambiental de Tenerife. / A.G.

Mientras el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Javier Abreu, quita hierro a la amenaza de Santa Cruz de dejar de depurar las aguas residuales de Aguere en la estación capitalina, y afirma que “no hay otra solución”; el alcalde lagunero, José Alberto Díaz, manifiesta su intención de solicitar a todas las administraciones y empresas implicadas un encuentro “para trazar la solución definitiva”. El Ayuntamiento de Santa Cruz confirmó ayer que sigue adelante con los trámites para denunciar el convenio de depuración que mantiene con La Laguna para tratar sus aguas en la planta de Buenos Aires.

Por su parte, Abreu afirmó ayer que si el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, “se empeña” en no depurar las aguas de La Laguna, “yo le regalaré un plano de la orografía del área metropolitana para que vea que esto es muy simple, La Laguna está a 500 metros de altitud de Santa Cruz y no hay otra solución que tratar las aguas ahí”. Apuntó, además, que “no estaría mal que el alcalde leyera el plan hidrológico insular que su partido ha aprobado en el Cabildo, esto en cristiano quiere decir que esa planta debe recoger y tratar las aguas del área metropolitana, sí o sí”. “A partir de ahí, los insultos y descalificaciones, las amenazas y demás -añadió-, ellos verán lo que hacen. A día de hoy yo no estoy imputado por delitos medioambientales, que otros sigan con sus amenazas”.

“Cosas sin sentido”
Asimismo, el concejal sostuvo que si Santa Cruz se niega a depurar las aguas “no sé cómo lo van a hacer, si es como dijo Bermúdez de cerrarnos la tubería, eso sería una aberración y un delito, y ¿a dónde irían esas aguas sin depurar? a los barrancos y a Santa Cruz. Están diciendo cosas que no tienen ningún sentido”.

Mientras, José Alberto Díaz manifestó, en un comunicado, que las administraciones y las dos empresas de agua de Santa Cruz y La Laguna deben llegar de forma responsable a un acuerdo que “permita garantizar el futuro de un servicio que es vital para el desarrollo social y medioambiental de la zona más poblada de Tenerife”. “Teniendo en cuenta que La Laguna está al día con sus obligaciones respecto a este asunto -expresó el alcalde-, hay que coordinar con Santa Cruz, las dos empresas que llevan este servicio en ambos municipios, el Cabildo insular y el Gobierno de Canarias una solución que sea efectiva a largo plazo y tomar las decisiones que haya que tomar”.

“La única solución es la ampliación”

Por Jessica Moreno

Las desavenencias entre Santa Cruz y La Laguna a cuenta de la depuración de aguas residuales parece aún no tener una solución. Para el consejero de Sostenibilidad, Seguridad y Aguas del Cabildo tinerfeño, José Antonio Valbuena, la única solución a este problema es acelerar la ampliación de la depuradora ubicada en la capital. Además, explicó a este medio que el Consejo Insular de Aguas tiene previsto una reunión con los tres municipios implicados “para ver los puntos que compartimos y buscar una solución”. Insistió en que “no es viable que Santa Cruz diga que va a impedir que La Laguna trate sus aguas allí; tendremos un problema grave porque las aguas hay que depurarlas en costa para verterlas al mar y la orografia de la Isla es la que es”.

El consejero recalcó que la depuración de aguas residuales es un problema que actualmente tiene todo Tenerife y argumentó que en los últimos años se ha visto empeorado por los recortes del Estado en este tipo de infraestructuras. “El Gobierno del PSOE tenía previsto una partida para ampliar la depuradora de Santa Cruz, pero en 2011, cuando llegó el PP, se paralizó”, denunció. Por último, recordó que la Isla tiene expedientes sancionadores abiertos por Europa en esta materia.