SOCIEDAD

Ángeles en el desierto

Los campamentos de refugiados de Tinduf se encuentran situados en pleno desierto argelino, un lugar inhóspito donde existen graves deficiencias higiénico-sanitarias. / DA
Los campamentos de refugiados de Tinduf se encuentran situados en pleno desierto argelino, un lugar inhóspito donde existen graves deficiencias higiénico-sanitarias. / DA

A poco más de 100 kilómetros de Canarias, más de 300.000 refugiados saharauis malviven en medio del desierto desde hace casi cuatro décadas. De hecho, el próximo 16 de octubre se conmemorarán 40 años de la llamada Marcha Verde organizada por el entonces rey de Marruecos, Hassan II, que culminó unos días después (el 6 de noviembre) con la ocupación del antiguo Sáhara español por tropas y ciudadanos marroquíes. Desde entonces, el pueblo saharaui inició un complejo peregrinar que lo llevó a instalarse en puntos como Tinduf (Argelia), epicentro ahora de un drama que solo palia esporádicamente la ayuda humanitaria que proporcionan las ONG.

Una de ellas es la recién creada Asociación Canaria de Médicos por el Sáhara, que surgió hace unos meses en La Gomera por iniciativa de un grupo de facultativos que ejercen su labor en la isla colombina. Tras lograr el apoyo del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Comtf), y después de inscribirse como entidad sin ánimo de lucro en el registro autonómico, la asociación que preside el doctor Arturo Clavijo se puso manos a la obra. Su primer objetivo fue conseguir una ambulancia para poder trasladar enfermos hasta los dos maltrechos hospitales de los campos de refugiados, donde 49 médicos atienden a una población que supera las 300.000 personas.

“Era una de nuestras prioridades, porque uno de nuestros principales objetivos es crear unos servicios de Urgencias adecuados en los territorios ocupados del Sáhara, y dotarlos de medios materiales y humanos”, explica Arturo Clavijo al DIARIO. No en vano, en las próximas semanas varios médicos tinerfeños se van a trasladar para formar al personal local y hacer algunas intervenciones quirúrgicas. “Vamos a hacer una importante labor de docencia, porque en esta ONG cabemos todos, no solo a los médicos, también psicólogos, enfermeros, farmacéuticos, fisioterapeutas,..”.

Uno de los primeros objetivos de la ONG canaria fue conseguir una ambulancia para trasladar pacientes. / DA
Uno de los primeros objetivos de la ONG canaria fue conseguir una ambulancia para trasladar pacientes. / DA

DNI español
“El pueblo canario, en general, y los médicos, en particular, somos gente muy solidaria, y la mayoría tenemos una especial sensibilidad hacia el pueblo saharaui, entre otras cosas porque hace solo 30 años eran españoles y tenían su DNI como nosotros”, recuerda el médico y antropólogo tinerfeño, profesor en la Universidad de La Laguna y con una dilatada trayectoria profesional a sus espaldas.

La referida ambulancia, que fue entregada recientemente por una delegación de la ONG, fue donada por una importante empresa argelina del gas, que junto a otras entidades públicas y privadas y particulares respalda a la asociación. “Los cabildos de Tenerife y La Gomera están colaborando con nosotros, y este último ha puesto a disposición una primera remesa de fármacos de primera necesidad, que se enviarán en breve a Tinduf. Igualmente, el gerente del Hospital Nuestra Señora de Guadalupe nos ha cedido algunos aparatos que estaban dados de baja, para que los podamos llevar al Sáhara”, denota Arturo Clavijo, quien no obstante deja claro que “nosotros nos dedicamos a salvar vidas, porque en los campamentos hay muchos enfermos crónicos que no tienen la medicación necesaria, como diabéticos, pacientes con problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares, etc. Por eso, es fundamental llevar medios y lograr que haya unas infraestructuras sanitarias mínimas”.

Arturo Clavijo (d) es el presidente de la organización, que se presentó en sociedad hace dos meses. /DA
Arturo Clavijo (d) es el presidente de la organización, que se presentó en sociedad hace dos meses. /DA

La Asociación Canaria de Médicos por el Sáhara ha mantenido además diversas reuniones con ministro de Sanidad saharaui, Mohamed Lamin Daddi, “al que le hemos mostrado nuestra disposición a colaborar con todo lo que podamos, porque creemos en ese proverbio chino que dice que una gran caminata se inicia siempre con un primer paso. Y nosotros estamos dando esos primeros pasos, y creo que el pueblo canario nos va a continuar apoyando en lo que hagamos”, denota Arturo Clavijo.

La empresa, sin embargo, no será fácil, porque Marruecos siempre trata de dificultar de alguna forma todo lo que se mueve en torno al pueblo saharaui. Al respecto, el médico tinerfeño reconoce que “nosotros no somos políticos, sino médicos, y no queremos entrar en ningún conflicto. Nuestra misión es exclusivamente humanitaria, y no queremos saber nada de Marruecos”. Por eso, la ONG está abierta a cualquier persona y profesional sanitario que quiera colaborar y participar, como ya están haciendo por ejemplo desde la Universidad Católica San Antonio de Murcia. Su presidente, José Luis Mendoza, es el padrino de la asociación canaria, que también está trabajando en la creación de unas becas para que jóvenes saharauis puedan formarse en España.

El papel de la sanidad atlántica

Además de la labor humanitaria que lleva a cabo en Tinduf, la Asociación Canaria de Médicos por el Sáhara ha retomado el proyecto del Colegio de Médicos de Tenerife de impulsar unas jornadas atlánticas sanitarias, en las que participarían representantes de Canarias, Cabo Verde, Azores, Mauritania, Argelia y el pueblo saharaui. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, se ha comprometido a respaldar el evento, que podría celebrarse en la Isla. “Canarias es la puerta de entrada a Europa desde África, y es necesaria la colaboración para evitar que muchas enfermedades pasen de un continente a otro”, explica Arturo Clavijo.