LA LAGUNA

La apertura del centro de salud de La Cuesta se retrasa hasta octubre

Los trabajos comenzaron en diciembre de 2014 y se preveían finalizar en mayo de este año. / S.M.
Los trabajos comenzaron en diciembre de 2014 y se preveían finalizar en mayo de este año. / S.M.

La apertura del centro de salud de La Cuesta, en La Laguna, se retrasa hasta octubre. Según informó la Dirección General de Recursos Económicos de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, la obra ya está terminada, por lo que el acto de recepción del inmueble tendrá lugar en estos días pero se tardará aproximadamente mes y medio en acondicionarlo e instalar el equipamiento necesario.

Los trabajos comenzaron a finales del mes de diciembre de 2014 y fueron adjudicados a la UTE Lahidro del Siglo XXI SL y Rioja Marrero SA, por un importe de casi 780.000 euros. La previsión inicial era que finalizaran a lo largo del pasado mayo, con lo que el reformado centro de salud podría estar ya operativo en junio. Sin embargo, el proceso se ha ido alargando hasta ahora, aunque desde Sanidad confirmaron que las obras ya han acabado y que en estos días tendrá lugar el acto de entrega del inmueble a la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife. En el caso de que en dicha recepción se detecten defectos que deben subsanarse, se procederá a su corrección a partir de la siguiente semana.

De forma paralela, una vez se haga entrega del edificio para su ocupación, se comenzará con el proceso de equipamiento para su puesta en marcha, con el suministro de servicios, la colocación del mobiliario o la instalación del material sanitario, entre otros.

La previsión de Sanidad es que se tarde aproximadamente mes y medio en acondicionar y equipar el centro de salud, con lo que estima que estará a pleno funcionamiento antes de que acabe el mes de octubre.

Los trabajos han supuesto una inversión cercana a los 780.000 euros

En concreto, según explicaron desde Sanidad, una parte del equipamiento será trasladado desde su actual ubicación en el Hospital Universitario de Canarias, por lo que no se podrá contar con él hasta el momento del traslado. El resto, que se ha adquirido por procedimiento negociado, se espera que sea suministrado en los primeros días de septiembre.

Más de 22.000 usuarios

Este nuevo centro de salud dará respuesta a una reivindicación vecinal muy demandada por parte de los más de 22.000 residentes en los barrios de La Cuesta, El Rocío, Salud Alto, Vistabella, La Higuerita, Valle Tabares, el camino de Las Mantecas y Valle Jiménez, quienes se veían obligados a acudir al Hospital Universitario de Canarias.

La actuación que se ha realizado es de acondicionamiento y mejora de las instalaciones existentes en las tres plantas del edificio, a partir de la reforma que se realizó en la estructura en 2011, pero adecuándose a la distribución original.

Más allá de la reforma integral de los espacios para el reinicio de la actividad asistencial, también se han realizado trabajos de adecuación a la normativa actual y de evacuación de incendios, lo que supuso un reto debido a las limitaciones de espacio en el centro. Nuevas instalaciones como, por ejemplo, una escalera de evacuación, un ascensor o un sistema de climatización y de telecomunicaciones. También se revisaron y mejoraron las instalaciones eléctricas y de agua y se adaptaron los servicios para los usuarios con movilidad limitada.

En cuanto a la distribución, en la planta de semisótano estarán las unidades de cirugía menor y salud bucodental, la sala de toma de muestras y áreas de apoyo. En la planta baja irán las áreas de urgencias, salud maternal, pediatría, con cinco consultas y salas de espera, despachos y recepción. Mientras, en la primera planta habrá 16 consultas con sus respectivas salas de espera.