SANTA ÚRSULA

El Área de Fiestas de Santa Úrsula solo dispone de 0,88 euros hasta final de año

Según la edil de Hacienda, Úrsula Delgado, la situación económica del Ayuntamiento es complicada. /M. PÉREZ
Según la edil de Hacienda, Úrsula Delgado, la situación económica del Ayuntamiento es complicada. /M. PÉREZ

El grupo de gobierno de Santa Úrsula, conformado por AISU y ADS, asegura que el Área de Fiestas solo dispone de 0,88 euros hasta final de año pese a que la partida inicial era de 103.000. Este fue el importe que, según la concejal de Hacienda, Úrsula Delgado, dejó el anterior Ejecutivo municipal de PP-PSOE, una cantidad “insuficiente” para organizar los actos de las fiestas patronales, de San Andrés y la campaña de Navidad, tal y como constata en un informe del interventor municipal.

“Nos encontramos con contratos firmados y compromisos adquiridos para los cuales no se dejó presupuesto retenido, como el que se firmó para que una representante del municipio participe en Miss Tenerife”, señala.

Debido a ello y a que las fiestas patronales se celebran en octubre y es necesario empezar a realizar las contrataciones, el último Pleno aprobó una modificación presupuestaria para destinar la mitad del dinero del remanente de tesorería, que asciende a 400.000 euros, a gastos generales. De la cantidad asignada, 85.000 serán para fiestas; 70.000 para ayudas de emergencia social, “ya que quedan 20.000 euros y es imposible hacer frente a la demanda existente”, según Delgado; otros 50.000 servirán para reparar la depuradora de La Mancha, “estropeada desde hace más de dos años”; 22.000 euros para la ubicada en la urbanización El Calvario; y 30.000 euros para equipos informáticos que estaban desfasados, entre otros gastos que debe afrontar el Ayuntamiento de Santa Úrsula.

Delgado recalca que la situación de las arcas municipales es complicada y, por lo tanto, el Gobierno no tiene margen de maniobra para poder actuar. “El próximo año, cuando se apruebe la nueva cuenta, ya que la actual está prorrogada desde 2012, se podrá decidir qué hacer. En los meses que quedan el único objetivo es llegar a final de año y hacer un esfuerzo por optimizar los recursos de la mejor manera posible”, sostiene. Para la responsable de Hacienda, “se ha presumido mucho de que tres personas podían gobernar un Ayuntamiento, pero desde dentro se comprueba la desorganización y la falta de control que hubo en los últimos años”.