SUCESOS

Asciende a 32 el número de ahogados este año en las Islas

Con el fallecimiento ayer tarde de un hombre de 49 años de edad y de nacionalidad española en la playa Diego Hernández, en el municipio tinerfeño de Adeje, Canarias suma ya este año un total de 32 muertes por ahogamiento, una cifra que sitúa al Archipiélago entre las comunidades autónomas con más sucesos de este tipo, junto a Cataluña y Andalucía.

Según explicaron desde el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias, en torno a las 17.30 horas se recibió una alerta informando de que una persona había sido rescatada del mar por otros bañistas que estaban en la citada playa adejera. Un helicóptero medicalizado del Servicio de Urgencias Canario (SUC), los Bomberos de Tenerife y la Policía Local de Adeje intervinieron en la asistencia al bañista. Pese a realizarle maniobras de reanimación básica y avanzada, finalmente un médico del SUC confirmó el fallecimiento.

La semana pasada, otras dos personas morían también por el mismo motivo en Gran Canaria, una en la playa de Las Canteras de la capital y otra en un complejo hotelero ubicado en San Bartolomé de Tirajana.

Estos tres fallecimientos se suman a los 29 que se habían registrado en el Archipiélago hasta el pasado 15 de agosto, según datos contabilizados por Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Esta luctuosa cifra, desgraciadamente, vuelve a repetirse, ya que el año pasado la Asociación Española de Técnicos en Salvamento Acuático y Socorrismo (Aetsas) emitía un informe más contundente si cabe, donde incluso se hacía referencia a que el número de personas que se ahogaron en las Islas superaba al de fallecidos en las carreteras en los primeros siete meses, siendo 53 la cifra de víctimas que se produjeron en total al final de 2014 en Canarias.

Desde el Ejecutivo autonómico, no obstante, recuerdan que con más días de sol que ninguna otra comunidad, Canarias es uno de los principales destinos turísticos del continente, y esa afluencia y el hecho de que las playas y piscinas se usen durante todo el año hace que las cifras de ahogamientos en el Archipiélago “no sean comparables a las de otras regiones”. Aun así, explican que se trabaja “intensamente” para evitar más eventos luctuosos similares.