ECONOMÍA

Atado al todo incluido

Atado al todo incluido

Cerca de cuatro millones de turistas vienen a Canarias en la modalidad de todo incluido. Esto supone el 33% del total de visitantes que llegan a las Islas. Una cifra que ha ido creciendo con el tiempo, en sintonía con lo que ocurre en otros destinos de categoría de sol y playa, que es en la que compiten con el Archipiélago. La modalidad del todo incluido tuvo su máximo desarrollo allá por los años 60 y se generalizó, sobre todo, en el Caribe. En la actualidad, esta fórmula está ya muy arraigada e implantada en los destinos, especialmente de sol y playa, donde los turistas apuestan por el descanso y se alejan de las excursiones y visitas a la ciudad.

Bajo el paraguas de esta modalidad se incluyen los gastos del pasaje, el alojamiento y las comidas y bebidas, dentro del hotel, durante toda su estancia. En un principio, el todo incluido esta asociado a turismo de baja calidad, pero poco a poco los hoteleros han visto en esta fórmula una vía de negocio. “Si no la ofertamos se irán a otro destino que sí lo haga”, afirma el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel), Jorge Marichal.

55% de quienes visitan Fuerteventura lo hace de acuerdo con esta fórmula de contratación

En cualquier caso, el peso del todo incluido en Canarias, aunque elevado, sigue siendo muy inferior al de otros destinos turísticos competidores, donde puede llegar a alcanzar el 100% de la oferta. Es más, dentro del propio Archipiélago existen grandes diferencias. Según los últimos datos del Istac sobre el gasto turístico, mientras que en Fuerteventura supone casi el 55%, en la Palma, por ejemplo, no llega al 15%. A la Isla majorera le sigue Lanzarote, con el 34%, Gran Canaria, con el 28%, y Tenerife, también con un 28%. Si vemos este porcentaje por nacionalidades, la encuesta revela que el 41% de los alemanes viene a Canarias con el paquete de viaje ya contratado, frente al 24% de los turistas nórdicos y de los españoles, que fueron de los que menos usaron esta modalidad. Hay que tener en cuenta, además, que el alemán es el segundo mercado de Canarias, por debajo del británico. Aún así, el 63% de los turistas que vinieron al Archipiélago lo hicieron a establecimientos hoteleros y el 29%, a extrahoteleros.

El nivel de gasto en destino de los turistas de todo incluido es bastante inferior al del resto de visitantes. Unos 191,12 euros frente a 431,36 euros, según la encuesta de gasto turístico, lo cual es comprensible porque tienen más conceptos pagados en origen que son consumidos en destino. Y este es, sin duda, el talón de aquiles de esta modalidad. El hecho de que el turista venga desde su país de origen con el paquete pagado ya obliga al visitante a quedarse en el establecimiento hotelero, cerrando la puerta a disfrutar de restaurantes y locales de ocio de fuera del hotel. El principal temor de los empresarios del sector del ocio y la restauración. Por otro lado, la crisis económica ha limitado mucho el gasto de los turistas que prefieren viajar con un presupuesto cerrado para no caer en la improvisación, sobre todo, las familias.

Rentable

En este sentido, la gerente de Promotur, María Méndez, reconoció que el todo incluido “no es tan rentable para Canarias como pueden ser otras modalidades de contratación”, pero admitió que es una opción que se demanda “cada vez más y a la que animan la mayoría de los turoperadores, que ven en ella más opciones para aumentar su margen de beneficio”. “De no ofrecer este servicio estaríamos hablando de que más de cuatro millones de turistas se irían a otros destinos”.

191,12 euros es el gasto en destino de aquellos turistas de esta modalidad, frente a los 431 del resto de visitantes

Teniendo en cuenta esta premisa, Méndez aclaró que Canarias “es un destino muy diferente de aquellos para los que nació el todo incluido”, y señaló que, por ello, debe desarrollar aún más una “propuesta de valor lo suficientemente atractiva como para que los turistas decidan salir de sus hoteles y dejar de demandar esta opción, que”, admitió, “no hace otra cosa que limitar su libertad de acción y frena el deseo de explorar el destino”.

La hasta ahora mal llamada oferta complementaria, es decir, restauración, actividades, ocio nocturno o comercio, se ha de convertir en “oferta alternativa”, para ofrecer al turista una propuesta de valor “lo suficientemente interesante como para atraer a los visitantes que pudieran estar inclinados por el todo incluido. Que los turistas encuentren fuera del hotel algo diferente y superior a lo que ya tienen incluido en su paquete de vacaciones”, declaró.

Proteger la oferta

La gerente de Promotur dejó bien claro que la prohibición de esta modalidad “no parece posible, por atentar contra la libertad de empresa”. Pero aún así señaló que “no podemos renunciar a buscar soluciones que, más que prohibir, contribuyan a mejorar la oferta y a proteger al turista. Tenemos que profundizar en ese análisis y lograr mayor diálogo y compromiso, en particular de las cadenas hoteleras que operan en las Islas”.

En este sentido, Méndez señaló que desde Promotur se trabajará, “tal y como se ha estado haciendo hasta ahora”, por difundir que Canarias es un destino diferente: seguro, europeo y con muchas opciones para disfrutar durante las vacaciones. En definitiva, “un destino en el que su clima y sus características fomentan la libertad de elección individual y no someten al turista a la reclusión que supone un entorno aislado e inseguro”. “Más aún”, continuó Méndez, “cuando las Islas son un destino conocido por los europeos, con un índice de repetición cercano al 76% y con el 15% de turistas (más de 1,6 millones de turistas) que han venido al Archipiélago mas de 10 veces”.

7% es lo que ha aumentado el gasto turístico en las Islas durante el segundo semestre de este año

En cambio, a pesar de que hay un mercado que se sigue aferrando a esta modalidad, más vieja que la recién inaugurada del alquiler vacacional y por la que el sector hotelero no siente tanta simpatía, el gasto turístico en las Islas, durante el segundo semestre del año, creció más del 7%.

Según recoge el Informe de Coyuntura del Servicio de Estudios Económico de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife publicado la pasada semana, el gasto medio diario por turista creció hasta junio el 11,6%, situándose en los 109,6 euros por persona y día.

Ingresos

También creció el número de viajeros alojados en los hoteles canarios: el 2,1%, alcanzando una cifra total de 2.037.548. Un avance motivado, tanto por los viajeros residentes en el extranjero como por los residentes en España. El índice de ocupación subió 0,8 puntos y se situó ya, en el mes de junio, en el 69,7%, por encima de la ocupación media nacional (60,1%).

En cuanto a los ingresos por habitación disponible, el Informe de la Cámara de Comercio recoge que descienden anualmente en abril el 1,2%. Sin embargo, en mayo y junio superan a los obtenidos en 2014 en el 6,5% y 6,9%, respectivamente. Por otro lado, sube la tarifa media diaria de los hoteles canarios, el 3,1% anual, según el Indicador de Rentabilidad del Sector Hotelero (ADR) y el Índice de Precios Hoteleros se sitúa en los 108,5 puntos, el 3,8% por encima del de junio de 2014.

34.000 es lo que creció el volumen de ocupados en actividades turísticas hasta el mes de junio

Los datos demuestran que el comportamiento de la industria turística en Canarias sigue siendo positivo. El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Martín, declaró en este sentido, que es “indudable” que el sector turístico sigue siendo el motor de la economía de las Islas, con una capacidad importante de arrastre de otros sectores y también de generación de empleo”.

No obstante, coincidió con la gerente de Promotur en que hay que seguir trabajando en “una apuesta absoluta por la calidad que mejore y consolide la competitividad del destino, ofreciendo a los visitantes un entorno agradable y seguro y, además, potenciando una oferta turística complementaria basada en la gastronomía, la cultura, la oferta comercial y la práctica de deportes al aire libre”, muy lejos de la ofertada dentro de los establecimientos hoteleros.

Empleo

Hay que tener en cuenta que el turismo generó casi nueve de los diez nuevos empleos registrados en el segundo trimestre del año en Canarias. El volumen de ocupados en actividades turísticas creció en 34.000 personas, el 18,7% interanual, hasta alcanzarse la cifra histórica de 215.776 trabajadores en el sector.

El alquiler

Aún así, tanto la competencia de los destinos, la llegada de las redes sociales donde el turista puede seleccionar su paquete de vacaciones y la crisis económica han variado enormemente las costumbres y modalidades de los viajeros. De hecho, hasta hace unos cuantos años, era impensable que se alquilaran casas, en la mayoría de los casos segundas residencias, por internet. Esta es otra de las nuevas modalidades que ha irrumpido con fuerza en el sector turístico y que en Canarias ha generado una gran polémica por la oposición del sector hotelero.

Según un estudio realizado por Alquiler Protegido, empresa pionera en protección a propietarios a nivel nacional, con esta modalidad se producen situaciones “no deseadas” y poco agradables para aquellos viajeros que deciden pasar el verano en lugares de costa alquilando un apartamento. Así, seis de cada diez veraneantes se encuentran con una casa que no era la esperada.

El acceso a Internet ha favorecido el acceso a viviendas en la costa que no necesitan ser vistas con antelación gracias a las fotos y vídeos que se publican en las ofertas online.

Evidentemente, este no es el caso del todo incluido, donde la garantía del turista es el propio establecimiento hotelero y el turoperador.

Apuesta por una oferta de calidad

· Cuatro millones. Canarias recibe en torno al 33% de turistas que contratan sus vacaciones en la modalidad de todo incluido. Esto supone unos 3,8 millones de turistas, sin incluir los menores de 16 años, que no están incluidos en la encuesta de Gasto Turístico. Si se incluyen los niños, el número podría sobrepasar los 4 millones.

· Fuerteventura. Más de la mitad de los turistas que visitan Fuerteventura lo hacen con esta modalidad, frente al 15% de La Palma.

· Alemanes. El 41% de los alemanes que viajan al Archipiélago contrata el paquete vacacional en origen, frente al 24% de los turistas nórdicos, los que menos usan este modalidad.

· Menos gasto. El nivel de gasto en destino de los turistas todo incluido es bastante inferior al del resto de turistas: 191,12 euros frente a 431,36 euros, lo cual es comprensible porque tienen más conceptos pagados en origen que son consumidos en destino.

· Oferta complementaria. Es necesario que el Gobierno desarrolle una propuesta de valor lo suficientemente interesante como para atraer a los turistas que pudieran estar inclinados por el todo incluido y ofrecerles algo diferente y atractivo fuera del hotel. Superior a lo que ya tienen incluido en su paquete de vacaciones.

· Prohibir. No parece posible legalmente prohibir esta vía de negocio, pero desde el Gobierno de Canarias se reconoce que hay que profundizar en este análisis y lograr mayor diálogo y compromiso, en particular de las cadenas hoteleras que operan en las Islas.

· Promoción. Hay que difundir que Canarias es un destino diferente, seguro, europeo y con muchas opciones para disfrutar durante las vacaciones.

· Índice de repetición. El Archipiélago tiene un índice de repetición cercano al 76%, con el 15% de turistas (más de 1,6 millones) que han venido más de 10 veces.

· 109,6 euros por persona y día. Según recoge el Informe de la Cámara de Comercio publicado la pasada semana, el gasto medio diario por turista creció hasta junio el 11,6%, situándose en los 109,6 euros por persona y día.

· Cámara de Comercio. Los empresarios apuestan por mejorar la competitividad del destino mejorando la calidad de la oferta.