CULTURA

Aurelio González: “La cultura debe recuperar el terreno que ha cedido más que generosamente”

Aurelio González, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Aurelio González, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Hace dos semanas que asumió la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias. Filólogo y periodista de profesión, e integrante de CC por el PNC, Aurelio González apenas ha tenido tiempo de tomar contacto con el cargo, integrado ahora en la Consejería de Turismo. Asume ya, eso sí, que cualquier cambio a mejor en la gestión del sector pasa por un incremento de la partida económica. Hoy las cuentas de Cultura solo representan el 0,35% del presupuesto autonómico.

-¿Cuál va a ser la estrategia cultural del nuevo gobierno?
“Cultura ha sido un departamento muy solidario con la crisis económica y esperamos que esa solidaridad se vea en el futuro correspondida por el Gobierno. Concebimos la cultura como motor y esperanza de desarrollo. Y queremos que sirva para fortalecer la identidad de Canarias como pueblo. La cultura es el camino más fértil para esa toma de conciencia”.

-Aquel anhelado 2% en inversión cultural, ¿es un objetivo alcanzable en esta legislatura?
“Confiamos en llegar a un techo mínimo. Dependerá no solamente de los gestores sino de la política económica del Gobierno. Y de la marcha del país y del mundo. Confiamos en recuperar el terreno cedido más que generosamente. El presidente ha dicho que es objetivo recuperar el poder económico de 2008. Lo que no podemos asegurar aún es en cuánto tiempo”.

-El sector cultural ha sido tradicionalmente crítico con el gobierno. ¿Se ve capaz de acabar con esa dinámica de descontento?
“En mis clases, siempre me esforcé por despertar en los alumnos una actitud crítica e impugnadora. Pero con argumentos. No me gusta la crítica gratuita. En la gestión pública debemos incidir en ese camino. El Gobierno de Canarias, hasta ahora, ha hecho lo que ha podido. En cualquier caso, en los cuatro años que llevo aquí, no me puedo quejar del trato recibido. Ahora iniciamos un nuevo ciclo con la esperanza de que los recursos aumenten poco a poco”.

-¿Qué tiene que aportar la cultura a la consejería de Turismo?
“Me alegro mucho de esta unión. En Canarias, y en todas las zonas turísticas, ambas actividades van de la mano. La gente que nos visita vienen a buscar sol y playa. Pero también les gusta conocer nuestra idiosincrasia, nuestra arquitectura, nuestro arte, la literatura. Por eso tenemos la intención de hacer más políticas de transversalidad. También con otras consejerías como Educación. Queremos actuar en los jóvenes; que las islas sean materia de estudio y curiosidad por parte de los chicos”.

-Apenas lleva una semana en el cargo. ¿Le ha dado tiempo a tomar alguna decisión?
“Aún estoy haciendo un repaso a los proyectos, elevando incluso el listón de objetivos. Lo primero es organizar el departamento. Se trata de crear una nueva consejería, la de Turismo, Cultura y Deportes. Ello requiere la redacción de un decreto y la definición de una nueva estructura, de personal sobre todo. En estos años muchos empleados públicos de Cultura se han ido a otras áreas, una demostración más de la solidaridad del departamento, y ahora vamos a intentar recuperar esos recursos humanos”.

-Los objetivos recogidos en el Plan Estratégico de Cultura, documento aprobado la pasada legislatura, ¿siguen vigentes?
“Habrá que hacer algunas adaptaciones, en función del esperado incrementado de recursos, pero por supuesto que siguen vigentes. Todo proyecto, y si es gubernamental más, tiene que tener claro cómo alcanzar esos objetivos. Y si hay que variar algo se variará”.

-Y en el Consejo Canario de Cultura, ¿prevé alguna variación en su composición?
“Este órgano pretende, en líneas generales, conseguir que en la actividad cultural del Gobierno participen todos los agentes que tienen algo que ver con el sector. No se trata de que el Gobierno haga y los demás consuman. No. Deben implicarse. Transcurrido el tiempo, veremos si es necesario hacer cambios o matizar algo. El fin es que el mayor número de canarios se vea implicado en la acción cultural procedente del Gobierno”.

-El Ejecutivo central ha dado a conocer un incremento del 7% en materia cultural en los Presupuestos Generales de 2016. ¿Conoce ya la afección que tendrán estas cuentas en su departamento?
“Aún estamos en fase de estudio y, aunque no quiero ser pesimista, no parece que las cosas, en líneas generales, estén cambiando para las Islas. Ya está bien de que Canarias sea la comunidad más perjudicada. Hay que acabar con esas actitudes pedigüeñas frente a Madrid. Ser reivindicativos y firmes en nuestras exigencias. Si somos españoles, tenemos que ser tratados igual que el resto”.

-En materia de programación, ¿el Festival de Música de Canarias seguirá siendo la referencia?
“Desde que lo creó Jerónimo Saavedra ha sido nuestra joya de la corona. En los últimos tiempos se ha mermado su presupuesto de manera inevitable. Ahora vamos a intentar mantener el festival e incrementar sus recursos. Hay que incidir más en su vertiente pedagógica. Que esa música de alto nivel llegue a más canarios. Lo mismo que sucede con la lectura: una de mis obsesiones como gestor es conseguir que en Canarias cada vez se lea más. Fomentar los hábitos lectores. Tenemos previstas varias líneas de actuación en este sentido”.

-En cuanto a infraestructuras, ¿recuperará Santa Cruz el Teatro Pérez Minik?
“Me hubiese gustado que este asunto ya estuviese resuelto. Es un tema que llevó la anterior Consejería y después la Dirección General de Cultura. En esta nueva etapa haremos todo los esfuerzos que sean necesarios para resolverlo, y seguro que así será”.

-Y El Tanque, ¿considera que es un espacio más aprovechable de lo que lo ha sido hasta ahora?
“Ha sido un espacio polémico desde el principio. Hay voces que dicen que la inversión fue muy fuerte y otras que no le ven sentido. Hace unos días estuve de visita oficial y confieso que me resultó muy original. Es un espacio que invita a la imaginación, a la creación, a lo surrealista. Ahí se pueden hacer espectáculos muy interesantes, desde el punto de la plástica y la música”.

-¿Los programas Canarias Crea y Canarias Crea Canarias tendrán continuidad?
“Vamos a revisar todo aquello que las circunstancias y el tiempo nos digan que hay que revisar. No hay nada inamovible. Ambos programas han sido muy útiles para difundir la cultura en las islas y en el exterior, y creo que sería interesante seguir contando con ellos e incluso aumentar sus recursos. Y si es necesario darles otra dimensión, lo haremos”.

-¿Cree que el circuito canario es suficiente apoyo para las artes escénicas y plásticas?
“Las artes plásticas, en los últimos tiempos, también han pagado un alto precio. Intentaremos recuperar ese terreno perdido. Del mismo modo, el circuito canario de danza y teatro lo vamos a potenciar. Queremos que lleguen a todos de los municipios del Archipiélago”.

-Aunque el cine sea el segmento al que aparentemente mejor le va, sus agentes en las islas echan en falta más apoyo a la producción netamente canaria. ¿Se recuperará esa línea de subvención?
“Desde el mismo día que tomé posesión me llegaron comunicaciones en este sentido. Que la industria del cine debía recuperar el espacio perdido. Haremos un esfuerzo para que así sea. Existen razones más que de sobra para trabajar en esa línea. El séptimo arte en Canarias debe recuperar el apoyo perdido”.

-Un programa como Septenio, ¿tendría sentido ahora?
“Ese programa tuvo que ser atenuado porque la crisis así lo exigió. Hubo que adaptarlo a los tiempos que vivíamos. Si las circunstancia lo permiten será reconsiderado y, si es posible, lo mejoraremos. Quizás sea necesario concebirlo de otra manera, pero no está descartado prolongarlo. Todo lo que sea dar viabilidad a la cultura será bienvenido”.