ENERGÍAS RENOVABLES

El calor de los volcanes puede generar electricidad en Canarias

TIMANFAYA
Timanfaya, en Lanzarote, y su entorno, puede generar suficiente energía para esta isla y Fuerteventura. / DA

“No es ciencia ficción, sino una realidad, y Canarias sería el hazmerreír de las generaciones futuras si no aprovechara el calor de su subsuelo volcánico para producir electricidad”. Con esta contundencia defiende la energía geotérmica Celestino García, jefe de Proyectos Técnicos de Investigación del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), quien, junto a científicos del Involcan y el ITER y expertos de la plataforma Geoplat ha pedido al Gobierno canario que impulse esta fuente de energía en el Archipiélago a través de un plan director con medidas a corto, medio y largo plazo.

El ejemplo: Azores, donde ya casi se autoabastecen de energía con plantas geotérmicas, por lo que los defensores de esta iniciativa no ven razones para que en Canarias, con condiciones similares, esta fuente de energía no tenga apoyo público y privado. “¿Cómo es posible que estas islas, con su insularidad, su lejanía, sus costes energéticos inasumibles con combustibles fósiles, puedan despreciar una fuente de energías renovables, autóctona y perdurable como esta?”, se pregunta García, quien hace votos por que “no se dé a la población la imagen de que pueda haber intereses ocultos” para no utilizar estos recursos limpios.

Involcan, IGME, ITER y Geoplat confirman el potencial de este recurso natural

En el Archipiélago puede haber dos formas de aprovechar esta energía: una, mediante una tecnología madura ya desarrollada,que obtiene temperatura que calienta un fluido para mover una turbina generadora de electricidad (a falta de finalizar los sondeos para conocer su potencial definitivo); y otra, que los científicos de las citadas instituciones quieren probar, convencidos de que funcionará, basada en placas termoeléctricas.

Precisamente esta opción es la que pretende desarrollar en Lanzarote un equipo científico, coordinado por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), del que forman parte también el IGME, el ITER y la Universidad de Navarra. Aseguran los promotores de esta iniciativa que se puede obtener mediante termoelectricidad energía suficiente para cubrir la demanda de Lanzarote (230 megawatios) e incluso la de Fuerteventura (211 Mw), islas que están con sus sistemas eléctricos conectados. No resulta extraña esta conclusión si se tiene en cuenta que las anomalías geotérmicas de Timanfaya son las más importantes del mundo, al registrarse entre 100 y 300 grados en superficie, y, a 13 metros, se alcanzan hasta 600 grados.

Celestino García
Celestino García, jefe de Proyectos Técnicos de Investigación del Instituto Geológico y Minero. / SERGIO MÉNDEZ

La propuesta fue presentada por el Involcan en unas jornadas celebradas tanto en Tenerife como en Gran Canaria a finales de julio, y en las que participaron, entre otros, Nemesio Pérez, director de Medio Ambiente del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER); José Albert Beltrán, director de Recursos Geológicos del Involcan, y el propio Celestino García.

El experto del IGME explica que “el siguiente paso ahora sería probar estos equipos en el Islote de Hilario, en el aparcamiento de guaguas del Parque Nacional de Timanfaya; sin impacto visual, porque quedarían enterrados en el subsuelo a poca profundidad, y exteriormente solo habría unas células pequeñas , de tres por tres centímetros, que disiparían la energía y producirían electricidad para el restaurante que hay en esa zona”. A mayor escala, estos científicos quieren medir con un dron las temperaturas que hay en zonas más extensas de Lanzarote, aunque “ya hay delimitadas anomalías térmicas significativas como para que el potencial esté asegurado” en esa Isla. Subraya el técnico del IGME que esta tecnología solo es posible donde hay anomalías térmicas en superficie, como en la cima del Teide, y en el Sur de La Palma, otras dos zonas donde se podría experimentar también. Toda esta tecnología se basa en el efecto termoeléctrico, con las células Peltier, que genera energía eléctrica a partir de calor residual.

En Azores casi se autoabastecen de electricidad obtenida en plantas geotérmicas

Con ocasión de las citadas jornadas, científicos defensores de la geotermia se reunieron con el viceconsejero de Industria, Energía y Comercio del Gobierno canario, Adrián Mendoza, a quienes solicitaron que se elabore un plan director para esta fuente de energía, y en cuya redacción participen el Involcan, el ITER, el IGME, la Plataforma Tecnológica Española de Geotérmica (Geoplat), según refiere Celestino García.

La geotermia, de forma sorprendente, no ha estado contemplada en la planificación energética de Canarias, que data de 2005, lo que indica la poca voluntad política que ha habido para su aplicación en el Archipiélago, pese al potencial del que hablan estos científicos. Una situación que tiende a cambiar, ya que sí ha sido recogida en el proyecto de nueva planificación, las llamadas Directrices Sectoriales de la Energía, cuya aprobación quedó pendiente en la pasada legislatura y debe retomar el nuevo Gobierno de Canarias.

TEIDE
Las Cañadas del Teide tiene potencial geotérmico para su posible explotación en la generación de electricidad, según los expertos. / M. P.

Este documento oficial, elaborado por la Consejería de Industria, admite el gran potencial geotérmico de Canarias, que estima en 3.000 megavatios de alta temperatura para generar electricidad, y mandata a las Administraciones Públicas a fomentar el estudio y a facilitar la implantación de estas tecnologías, incluyendo la empleada para agua caliente sanitaria y aire acondicionado.
Por lo que respecta a Tenerife, Celestino García recuerda que ya el IGME hizo una investigación con una empresa hispanoaustraliana, con apoyo del ITER e Involcan, y los datos “fueron absolutamente favorables: no hay ninguna duda de que existe potencial” para geotermia de alta temperatura (el término científico es entalpía, una magnitud termodinámica que incluye el valor de la energía, la temperatura y la presión). Tenerife sería pues, candidata a albergar plantas geotérmicas en las que el calor de los volcanes caliente fluidos que muevan turbinas y generen electricidad.

En los años 80, en Las Cañadas, se hizo una perforación que alcanzó 1.000 metros de profundidad. “Esa empresa estaba gestionando constituirse en un grupo con alguna otra compañía que desarrollase luego el proyecto de explotación; lo intentó con una filial de Endesa, pero no llegaron a un acuerdo, y luego con Repsol, que me consta estaba interesada, pero demoró tanto la decisión que esa sociedad hispanoaustraliana está abandonando sus proyectos de geotermia en España. Ahí se quedó la investigación, que ahora está retomando el Involcan”, relata el jefe del IGME. El problema en estos casos es la financiación, pública y privada, pero García lo tiene claro: “Las inversiones en geotérmica son significativas, algo más caras que las de la energía convencional, pero los costes posteriores de explotación son mucho más bajos, y al final lo que cuenta es lo que ocurrirá en unos pocos años, por lo que la geotermia es la más barata comparada con todas las demás fuentes energéticas, y además se trata de un recurso renovable, autóctono de Canarias y perdurable”.

Involcan promueve un proyecto  para Lanzarote con células termoeléctricas

En el caso de Tenerife, apunta García, “sabemos que una parte de su energía puede satisfacerse con la geotermia; cierto que no podemos hacer lo del cuento de la lechera, pero existe ese potencial; y conocemos que en condiciones similares a estas, existen en otros lugares del mundo plantas que producen 20, 30 o 50 megavatios, como Azores, y esa es una cantidad que da para abastecer a muchos habitantes, y que no se puede despreciar”. En Gran Canaria, subraya este especialista, hay también potencial pero con menor entalpía, al constatarse menor temperatura y presión que en Tenerife.

El científico del IGME se muestra escéptico con la introducción del gas natural en Canarias: “No me puedo creer que el sector de hidrocarburos hable de un modelo de transición a las renovables, con gas, cuando sistemáticamente las ha despreciado y hasta ahora cada vez que habla siempre ha dicho que las renovables son su ruina”. “La geotermia no debe quedar en la papelera otra legislatura más en Canarias”, concluye, tajante.

Más del 20% de ahorro para un hotel

“La Geotermia siempre ha sido la gran ausente de las distintas planificaciones energéticas en Canarias”, afirma Abel Cedrés, del clúster Ricam, que aglutina a empresas y profesionales de las renovables, el medio ambiente y los recursos hídricos. Sin embargo, la planificación energética que sustituirá al Pecan, las Directrices de Ordenación sectorial de la energía, aún en tramitación, “mencionan al fin la geotermia como una de las alternativas energéticas para Canarias”. A juicio de este ingeniero, “nuestro sistema eléctrico es insostenible económica y medioambientalmente al soportar sobrecostes de generación vinculados al precio de los combustibles fósiles, lo que obliga a explorar todas las posibles fuentes autóctonas de energía”. El directivo de Ricam señala que “se requieren dos millones de euros para terminar los estudios que determinarán cuál es el potencial geotérmico para producir electricidad con estas fuentes en Tenerife, Gran Canaria y La Palma, y es incomprensible que no se destine ese dinero cuando las islas tienen un sobrecoste de generación eléctrica superior a 1.400 millones al año”.

Ricam también apoya otra utilidad de la geotermia que empieza a utilizarse en Canarias: la somera o de baja temperatura. Se emplea en sistemas de aire acondicionado, climatización de piscinas y preparación de agua caliente sanitaria para hoteles y edificios públicos. Se aprovecha la temperatura constante del subsuelo o del mar a poca profundidad, explica Cedrés. Los sistemas de bombas de calor aprovechan esta característica constante como foco de calor o frío sin comprometer ningún recurso más. Destaca el directivo de Ricam que “los ahorros que pueden obtener las bombas de calor geotérmicas superan el 20% de la factura de electricidad de la climatización de un hotel, y además las características de consumo de los hoteles son adecuadas porque demandan elevadas cantidades de frío y están ubicados habitualmente próximos a la costa”.

celula termoelectrica

 

Células termoeléctricas. Es un componente electrónico compuesto por unas placas de material semiconductor con la propiedad de generar calor o frío dependiendo de la polaridad que apliquemos a sus placas.

 

 

 

nemesio perez

 

Nemesio Pérez, director de Medio Ambiente del ITER, disertó en unas recientes jornadas de Involcan sobre la busca de recursos geotérmicos en Tenerife y Gran Canaria. También participó Albert Beltrán, del Involcan, entre otros.

 

 

 

sondeos geotermia lanzarote

 

Sondeos en Lanzarote. La imagen corresponde a la perforación científica realizada en la Isla de los Volcanes en 1977. Lo llevó a cabo el Ministerio de Industria, a través del Instituto Geológico y Minero.

 

 

 

abel cedres

 

El clúster Ricam. Es una organización que aglutina a empresas y profesionales de las energías renovables, medio ambiente y recursos hídricos en Canarias (en la imagen, uno de los miembros de su directiva, Abel Cedrés).