SOCIEDAD

Canarias deja de ser la peor comunidad en atención a la dependencia

Canarias ha dejado de ocupar el “triste” puesto de la comunidad autónoma con la peor gestión de la atención a la dependencia en España debido a la “sorprendente” incorporación a la estadística oficial de más de 9.000 ayudas a domicilio en enero de 2015, según se desprende del XV Dictamen del Observatorio de la Dependencia.

El informe, que analiza la evolución de los datos básicos de la gestión de la dependencia desde el 1 de julio de 2014 hasta el 30 de junio de 2015, indica que hasta que no se aclare cuál ha sido el mecanismo real de dicha incorporación de dependientes a las atenciones es “aventurado” realizar valoraciones.

Tal y como recoge el Dictamen, las solicitudes presentadas en Canarias por personas dependientes entre el 1 de julio de 2014 y el 30 de junio de este año ha aumentado un 1,5%, al pasar de 40.617 a 41.228, lo que supone 611 solicitudes más.

Asimismo, un total de 34.878 personas han sido valoradas en el marco de la Ley de Dependencia hasta el pasado 30 de junio, lo que supone un 14,9% más que el año anterior, cuando la cifra estaba en 30.355, lo que significa una diferencia anual de 4.523 dependientes.

Evolución desatendidos 09-15

El informe también recoge los datos relativos a las personas con derecho a prestación. Así, en julio de 2015 había registradas 24.554 que cumplían con los requisitos para cobrar esta prestación como dependientes, un 1,57% más que en junio de 2014, cuando había registradas 24.174.

A su vez, 22.433 dependientes habían sido atendidos por el sistema de la dependencia hasta el pasado mes de julio, 10.348 más que el año anterior (+85,63%), mientras que 2.121 se encontraban desatendidos (-21,47%) y 6.350 estaban pendientes de valoración, un 38,12% menos.

De acuerdo con el Dictamen, el crecimiento neto por tipo de atención en Canarias ha sido de 10.973 atenciones. Destaca la ayuda a domicilio (8.603); centros de día (887); residencias (708); prestaciones económicas vinculadas al servicio (877) y teleasistencia (11).

Del informe también se desprende el quebranto acumulado para las arcas autonómicas en dependencia por la supresión del nivel acordado y el recorte del nivel mínimo (13%) aprobado mediante Real Decreto 20/2012. Al mismo tiempo, se produjo una rebaja de las cuantías económicas que perciben las personas con cuidados familiares del 15%.

Esto habría supuesto una reducción del gato de la Comunidad Autónoma de 13,1 millones de euros, lo que arrojaría un impacto negativo de 19,9 millones. Asimismo, el gasto público anual por habitante en Canarias fue de 39,40 euros en 2014, un 0,8% más respecto al año anterior.