POLÍTICA

Canarias mantendrá su plan de empleo para familias sin trabajo

Uno de los primeros Consejos de Gobierno celebrados por el Ejecutivo que preside Fernando Clavijo. / DA
Uno de los primeros Consejos de Gobierno celebrados por el Ejecutivo que preside Fernando Clavijo. / DA

El Gobierno canario volverá a poner en marcha el Plan de Empleo Social, como el que ya promovió en la pasada legislatura, destinado a las familias que tienen todos sus miembros en paro, y en el que el Ejecutivo quiere mantener la participación de los cabildos y los ayuntamientos.

Este es uno de los siete compromisos que en cuanto a empleo se detallan en el documento del pacto de gobernabilidad suscrito por los dos partidos que sustentan el Gobierno autonómico, CC y PSOE. Argumentan para ello que “en el tránsito a la recuperación [económica] que hemos iniciado no debemos dejar a nadie en el camino ni exponer a la ciudadanía a sufrir no solo importantes carencias materiales, sino también la pérdida de autoestima y habilidades”.

Otro compromiso de nacionalistas y socialistas es el de “la concertación social” para diseñar y desarrollar, con patronal y sindicatos, la Estrategia Canaria de Formación y Empleo 2015-2020. Se proponen también, a través del Ejecutivo regional, aplicar políticas orientadas a la inserción laboral, mediante la cooperación público-privada, con acciones que combinen formación y prácticas profesionales y lleven aparejadas “compromisos de contratación prolongada” de los desempleados por parte de los empresarios.

La atención a los colectivos más desfavorecidos constituye otra de las promesas de los socios del pacto, mediante planes de actuación específico “para quienes más están sufriendo los efectos de la crisis y presentan especiales dificultades de inserción laboral: jóvenes, mujeres, desempleados de larga duración, mayores de 45 años y personas con discapacidad”.

Para CC y PSOE, los jóvenes son “una prioridad impostergable”, por lo que exigirán al Estado que el programa de Garantía Juvenil tenga “una ficha financiera lo suficientemente amplia para que todo joven pueda recibir una oferta de empleo, formación continua o de periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses desde que finaliza la educación formal o queda en situación de desempleo”. El Gobierno promete “trabajar” para que los jóvenes de entre 25 y 29 años se incorporen a este y otros programas de modo que puedan tener un primer empleo en aquello para lo que han estudiado.

Se comprometen también CC y PSOE a, desde el Gobierno regional, fomentar la emprendeduría, y, como mayor concreción de sus intenciones, anuncian que “propiciarán” la apertura de canales de crédito oficial para financiar proyectos de emprendedores; prestarán asesoramiento a las personas que decidan crear un negocio, y fomentarán “el espíritu emprendedor y la cultura de la innovación”.

El último de los siete compromisos del pacto de gobierno sobre empleo tiene que ver con la “flexiseguridad laboral”. “Promoveremos desde el Gobierno de Canarias un modelo que, mediante el fomento de acuerdos entre trabajadores y empresarios, permita organizar el trabajo en función de las necesidad de producción y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal”. También tomará medidas para “propiciar el aprendizaje continuo de los trabajadores y facilitar su adaptación a entornos cambiantes”.

Aclaran los socios de gobierno que su enfoque sobre la flexibilidad laboral se encuentra “lejos de los planteamientos que la equiparan al mero abaratamiento del despido”.