sociedad

Clavijo pide “sentido común” para resolver la situación de Josefa Hernández

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, si bien entiende que la Ley “la tienen que cumplir todos”, ha pedido “proporcionalidad y sentido común” para tratar de resolver la situación de Josefa Hernández, que ayer ingresó en prisión por no derribar su casa, construida en un espacio natural protegido en el municipio de Betancuria.

En declaraciones a los medios, Fernando Clavijo ha indicado que el Gobierno de Canarias, a través de la Viceconsejería de Servicios Jurídicos y la Secretaria General Técnica de Presidencia, ha dado apoyo jurídico a las instituciones de Fuerteventura y a los familiares de Josefa Hernández en el recurso que se presentó al auto judicial de entrada en prisión.

Asimismo, añadió que también ha hablado con el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, y ambos creen que puede haber una solución “cercana en el tiempo”, dado que una parte de la vivienda de Josefa Hernández habría prescrito, pues “en suelo rústico, a los dos años prescribe la sanción y a los cuatro la infracción”, apuntó Clavijo.

En este sentido, el presidente ha aclarado que con una pequeña demolición de una parte de la casa y con una intervención en el resto del inmueble, en la que ya está trabajando el Cabildo, “se podría satisfacer que Josefa no tenga que abandonar su vivienda y dar cumplimiento a la sentencia, que no es otra que restablecer el orden jurídico infringido”.

En cuanto a la petición de indulto solicitada por el consejero canario de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, el presidente canario señaló que, si bien ha habido conversaciones con miembros del Gobierno central, “tendrán que ser ellos quienes tengan que anunciarlo en el caso de que se finalmente se produzca el indulto”.