política

Cristina Hernández: “El Estado debería rebajar las cotizaciones en Canarias”

Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ
Foto ANDRÉS GUTIÉRREZ

La palmera Cristina Hernández Carnicer es la primera directora de la Agencia Tributaria Canaria, un organismo recién nacido en el Gobierno regional que cuenta con 100 trabajadores adscritos. Es licenciada en Económicas y Empresariales, y técnico superior de Comercio y Marketing. En su isla natal, ha sido consejera de Presidencia, Economía y Hacienda, Desarrollo Económico y Comercio del Cabildo y concejal de Hacienda y Economía en el Ayuntamiento de Breña Baja.

-Su nombramiento suscitó dudas jurídicas sobre si su titulación superior -diplomatura-, se ajustaba a lo requerido por ley. ¿Le sorprendió esa fugaz polémica?

“La Consejería hizo las cosas bien, hay tres informes, pues elevó a consulta esta duda sobre si los cambios en titulaciones tras la entrada en vigor del plan Bolonia podía afectar, y concluyeron que mi titulación es homologable y existe jurisprudencia al respecto. Siempre lo tuve claro. Acepto este cargo como un reto complicado pero que afronto con muchas ganas e ilusión”.

-El PP no ha parado de denunciar que esta Agencia Tributaria Canaria supondrá un sobrecoste grande para las arcas públicas…

“No es así. Se ha asignado a la Agencia personal de otros centros directivos, que vienen de otras consejerías del Gobierno. En total son 100 personas. Se ha regularizado la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). La Agencia aumentará su personal pero con orden. Con este nuevo organismo vamos a dar un nuevo enfoque organizativo y funcional, con el objetivo de reforzar los mecanismos de control y de eficacia
tributaria, así como tener mayor capacidad de decisión sobre nuestros recursos económicos”.

-¿Qué impuestos recaudará esta Agencia?

“Los tributos del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF), IGIC y AIEM, tasas, precios públicos, impuestos al tabaco y al combustible, tributos cedidos como el de Sucesiones y Donaciones, y Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados…”

-¿Cumplirá el Gobierno su promesa de no subir impuestos en esta legislatura, ya que no parece que tenga previsto bajarlos?

“En la situación en que estamos, todos debemos contribuir a sostener el gasto público con un sistema tributario justo. Este Gobierno canario descarta subir impuestos en los próximos cuatro años, y de momento no podemos plantear bajarlos, porque hay que mantener los servicios públicos esenciales. Eso sí, se bonificará el 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones”.

-Eso supondrá la práctica desaparición de ese tributo, que se ha tachado de injusto, sobre todo para personas con rentas bajas…

“La bonificación se aplicará a los grados de parentesco de primer y segundo grado. Siempre se ha culpado a este impuesto de un aumento de renuncias de herederos, pero no es del todo verdad, pues en algunos casos el motivo es el elevado volumen de deudas heredadas. Sin embargo, es un gesto del Gobierno al ser sensible a esa realidad”.

-¿Cuánto dejarán por ello de ingresar las arcas autonómicas?

“Entre 30 y 50 millones al año. También debo añadir que otra medida será rebajar el IGIC del 5 al 7% en el sector de flores y plantas, pues se le incrementó en 2013, y se quejaban de los gastos brutales que tienen en estos momentos de crisis y para combatir la economía sumergida”.

-Pagar impuestos en general gusta poco. Pero hay quien no paga nada. ¿Cómo está Canarias de fraude fiscal y cuál será el objetivo de la
Agencia para combatirlo?

“Vamos a potenciar los servicios de inspección, es fundamental continuar y reforzar las acciones contra el fraude fiscal. En Canarias se mueve una economía sumergida de 11.000 millones de euros. Debemos hacer una campaña de concienciación, pues cuando alguien defrauda nos defrauda a todos, y esto es un compromisos de todos”.

-¿Qué le parece la iniciativa de asociaciones ciudadanas que aboga por rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social en Canarias, como ocurre en Ceuta y en Melilla?

“La realidad es que cuando alguien abre un negocio, facture cero o cien mil euros tiene que pagar lo mismo, y a eso hay que darle una vuelta, aunque en el caso de las cotizaciones depende del Gobierno estatal. Debemos luchar para rebajar esas cotizaciones en Canarias, pero también, con nuestras competencias, trabajar en la línea de dar incentivos a los empresarios, porque es lo que nos piden: ayudarles a poner en marcha iniciativas empresariales, dar facilidades de pago (fraccionándolo, aplazándolo) y reducir los trámites burocráticos; ahí ha ayudado mucho la administración electrónica”.

-Si estamos saliendo de la crisis, aumentará la recaudación en 2016. ¿Cuáles son sus previsiones?

“Nos vamos a mover en la misma fotografía que 2015, aunque con unos puntos porcentuales de incremento de recaudación en 2016. Estamos en la senda del crecimiento económico, pero debemos hacer unos presupuestos prudentes, en la línea de este año”.

-¿Qué opina del techo del gasto y de deuda fijado por Cristóbal Montoro al Gobierno canario?

“No se puede aplicar la misma medicina a todos por igual, porque Canarias cumplió sus deberes y el Estado debió ser más flexible con nosotros, permitiendo más del 1,8% de déficit”.