EL CRÁTER

Desajustes paralelos

Los meses del estío destapan en estos años, con mayor crudeza si cabe, la desnudez laboral de aquellas personas que no pueden decidir si se toman o no unos días de vacaciones porque, sencillamente, carecen de un empleo. En el mundo paralelo, los últimos datos estadísticos exhiben una recuperación del músculo de los asalariados. Los días de asueto se distribuyen a lo largo del período estival o se aplazan para otra fecha. Esas cifras presentan la caída del paro. En una realidad paralela siguen representando la caída del parado. No habrá paz para los mal parados. Mientras los ciudadanos se muestran preocupados por lo que está pasando, en el sector paralelo de la familia político-económica rezuman ocupados por que no pase nada. En ocasiones, mientras los ciudadanos caminan ocupados, en ese circuito paralelo del poder corren preocupados. Al parecer, en los distintos órdenes de la sociedad en la que vivimos se entremezclan los hechos principales con las acciones paralelas. Las crónicas de estos días destacan cómo ha funcionado durante diez años un catastro paralelo al propio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Remarcan también que Artur Mas estaría trabajando para dar veracidad a un sistema político-económico paralelo al español. Cuentan que en Grecia, el exministro de Economía Varoufakis, con el país amenazado con salir del euro, planeó crear un sistema bancario paralelo a la moneda única. Las costas del norte mediterráneo se colman estas semanas de bañistas y de embarcaciones de recreo. En otra realidad paralela, las aguas de este mar rebosan estas semanas de cuerpos sin vida y de embarcaciones de fuga. El sur del Mediterráneo no es mar para viejos sueños. En las sabanas africanas conviven los grandes mamíferos. En una existencia paralela, el poder que se fragua en torno a la caza mayor se organiza estructuralmente y legalmente para abatirlos. Insisten, y además se constata, que el Ártico se derrite. Sin embargo, en otra evidencia paralela aquellos poderes que pueden generar las condiciones para intentar detener ese avance no dan los pasos necesarios. En momentos difíciles para el periodismo, con redacciones paralelas en ocasiones, aumenta el número de periodistas asesinados por informar de lo que los poderes quieren ocultar.