internacional

Detienen al presunto asesino del estafador británico John Palmer

Efe | Londres

Un hombre ha sido detenido como sospechoso del asesinato del estafador británico John Edward Palmer, conocido como Goldfinger, que tuvo un imperio inmobiliario en Tenerife, informó ayer la Policía del condado inglés de Essex. Palmer murió el 24 de junio, a los 64 años, en su lujosa vivienda de Brentwood, en Essex, tras recibir dos disparos de un calibre tan pequeño que no fueron detectados en un primer reconocimiento.

La Policía tardó una semana en conocer los resultados de la autopsia y en darse cuenta de que Palmer había sido asesinado. Un británico de 43 años ha sido detenido como principal sospechoso. “Es un avance muy positivo, pero seguimos haciendo un llamamiento a testigos que hayan podido observar alguna actividad sospechosa en el área”, dijo el inspector Simon Werrett. El sospechoso del asesinato fue puesto en libertad bajo fianza.

Las autoridades creen que Palmer empezó a construir en 1985 su imperio inmobiliario en Tenerife con el dinero que obtuvo por el mayor robo de la historia en el Reino Unido. En 1983, los ladrones se llevaron 26 millones de libras esterlinas en oro en el aeropuerto londinense de Heathrow. En 2001, Palmer fue condenado tras cometer una estafa inmobiliaria en Tenerife, con casi 20.000 afectados y valorada en 45 millones de euros.