TENERIFE

Domínguez: “Tengo la sensación de que estoy en el gobierno del Cabildo”

Manuel Domínguez
Manuel Domínguez, presidente del grupo del PP en el Cabildo de Tenerife. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Manuel Domínguez compaginará durante los próximos cuatro años su cargo como alcalde de Los Realejos con el de presidente del Grupo del Partido Popular (PP) en el Cabildo de Tenerife. Tras sus coqueteos con Coalición Canaria, finalmente los populares estarán este mandato, al menos de momento, en la oposición. Pese a ello, Domínguez sostiene la “importancia” de su mediación en asuntos como la obtención de fondos para el anillo insular.

-Finalmente el Estado ha presupuestado 15 millones de euros para el cierre del anillo insular en 2016. ¿Hubiera sido esto posible sin su mediación?

“Sin que suene osado por mi parte, creo que no. Hubiese sido imposible que hoy estuviésemos contando con esa partida y con ese futuro cierto de la construcción del anillo en ese tramo, porque creo que las personas son fundamentales. En esta ocasión he tenido la oportunidad de negociar directamente tanto con el ministro (José Manuel) Soria como con la ministra Ana Pastor una infraestructura de esta envergadura. Han sido conscientes de la importancia de la misma. Hasta ahora nadie lo había conseguido”.

-Aún no hay fecha para la firma del convenio. ¿Teme que un cambio de gobierno ponga en peligro este compromiso?

“Sí, lo temo y, además, hemos planificado que esa situación tenga algo más de garantía y es que aparezca como un ingreso afectado, única y exclusivamente para el cierre del anillo. Por eso lo hemos dejado así y no en el monto general del Convenio de Carreteras, para garantizarnos el futuro. Espero que una vez aprobado el presupuesto del Estado empecemos a trabajar en la firma del documento. No sé si llegaremos a tiempo antes de las elecciones, pero sí dejaremos los pasos dados”.

-Con respecto al pasado mandato se aprecia una oposición diferentes en su partido, donde se ve más autonomía de los consejeros. ¿Esas son las indicaciones dadas?

“Confío en los equipos, en las personas y su capacidad. Además he tenido la oportunidad de ser yo quien los elija. Si los elegí y los puse es porque he entendido que son personas capaces. Lógicamente, el barco es timoneado por alguien, pero ellos tienen su autonomía. Si no, sería imposible compaginar el Cabildo con el Ayuntamiento (Los Realejos)”.

-Se aprecia la buena sintonía entre usted y CC. ¿Cree que esto puede dar una imagen equivocada a la población en determinados momentos?

“A veces tengo la sensación de que estoy en el gobierno y de que esa es la labor que me corresponde desempeñar en esta administración. Sin embargo, saben todos que estoy en la oposición. No creo que haya confusión por parte de la ciudadanía. Tenemos que hacer caso a los ciudadanos, que nos piden consenso, entendimiento, indistintamente del lugar que ocupemos. Nos ha tocado estar en la oposición y no por ello estamos en contra de lo que se tenga que desarrollar. Tenía dos opciones: quedarme de brazos cruzados o trabajar para que el cierre del anillo saliese adelante. He optado por la segunda por el beneficio de los tinerfeños. Si ellos son capaces de discernir quién ha trabajado para esto y quién no es un tema secundario. Lo que están celebrando es que estando en la oposición seamos capaces de entendernos con el Gobierno y que podamos aportar soluciones a los problemas de esta Isla”.

-Comenta que a veces siente que esta en el gobierno. ¿Cree que está haciendo más labor de gobierno que el propio PSOE?

“Lo que está haciendo el PSOE no he tenido aún la oportunidad de definirlo porque no ha habido tiempo para ello. Pero sí es cierto que sin el PP en este mandato las cosas no saldrían de la misma forma. Si el PP no hubiera estado representado y por quien lo está, estoy convencido de que las obtenciones de proyectos no se hubieran conseguido solo con las dos formaciones que están gobernando actualmente”.

-¿Cómo es su relación con el Partido Socialista?

“Es cordial. Nos llevamos bien. Una cosa no quita la otra. No tenemos por qué estar en posiciones enfrentadas. Por eso me ha sorprendido muchísimo su negativa a que el PP formase parte del gobierno. No me gustaría pensar que estaba defendiendo el sueldo de algunos de sus consejeros, por si le fuésemos a quitar esa cuota de poder. Lo que creo es que ha sido un error por su parte. Nunca pensé que fuese a oponerse de forma visceral a que el PP entrase a formar parte de este gobierno”.

-¿Vaticina una ruptura del pacto?

“No. Vaticino un matrimonio divorciado desde el primer día. Realmente no hay una relación estrecha. Por eso creo que no van a ser fieles. A partir de ahí, no vivo pensando si van a romper. Nosotros tenemos que trabajar ahora para proponer, aportar ideas y que ellos convivan como entiendan. Lo que pido es que su convivencia no vaya en detrimento de los tinerfeños”.

-Resulta llamativo que ustedes, que se mostraron en contra del tren, aprobaran en el último pleno su plan territorial…

“Nunca hemos estado en contra, hemos sido los máximos defensores. Lo que seguimos defendiendo es que no son tiempos de trenes. Eso no quita que tengamos que planificar de cara al futuro. Pienso que los trenes no se verán hasta dentro de mucho tiempo. Tampoco estaré a favor de dejar de hacer otras actuaciones de mayor importancia en favor de los trenes”.

-La idea del Cabildo es que la obra sea financiada por el Estado. ¿Irá de la mano del presidente al Ministerio de Fomento para solicitarlo, como con el anillo?

“En estos momentos, no. Creo que no es momento para ello, ni siquiera para desviar la atención del Ministerio. Estamos en un momento en el que debe concentra su atención en cosas prioritarias para la Isla”.

“El pacto CC-PSOE es un matrimonio divorciado desde el primer día”

-¿Podría adelantar algunas de las iniciativas que tiene previsto defender en los próximos meses?

“Hablar del litoral va a ser una de las bazas fundamentales. Tenemos muy claro que esa consejería del litoral debe llevarse a cabo. También trataremos cuestiones que estarán vinculadas a las infraestructuras, inversión o el apoyo a las personas”.

-Antes de las elecciones decía que no estaba dispuesto a pactar con Podemos. ¿Ahora hay una mejor sintonía?

“Estoy empezando a conocerles ahora, pero ya voy entendiendo su forma de actuar y sigo manteniendo mi posición. No quiere decir que demos nuestro apoyo a mociones porque son positivas para la Isla. Pero esa defensa a ultranza del no no la voy a compartir. Mucho menos el circo que intentan montar en determinadas ocasiones”.

-¿Continuará con los dos cargos hasta final de mandato?

“Sí. Tengo muy claro que es cuestión de organización. No me he planteado dejar ninguno”.

-El ofrecimiento de Carlos Alonso de entrar en el gobierno ¿era un bombón envenenado o una mano tendida?

“Creo que ha sido una mano tendida de verdad, con las limitaciones que le pone su actual pacto. Estoy convenido de que si el PSOE hubiera aceptado esa situación hoy estaríamos hablando de un gobierno a tres, con un reparto más equitativo de la representación que tenemos cada uno. No creo que haya tenido segundas esa oferta”.

-¿Esa negativa podría cambiar?

“Si la oferta sigue siendo la misma, habrá un no. Si la oferta es que formemos parte del gobierno manteniendo el equilibrio de representación en función de los resultados, no nos cerramos en banda”.