SANTA CRUZ

En defensa de…

En defensa de las personas con discapacidad. Queremos movernos es el colectivo que vela por el cumplimiento de las normas que regulan la accesibilidad de las personas con discapacidad. En Santa Cruz luchan por que se respeten sus derechos. / S.M. Patrimonio Histórico. La Gestora en Defensa del Patrimonio Histórico de Santa Cruz pronto se convertirá en asociación para defender la recuperación de parte de la ciudad que, como se puede ver en la imagen, se encuentra en un estado de abandono deplorable . / F.P. Cultura y apoyo social. La Asociación por la Rehabilitación del Parque Viera y Clavijo ha sumado a su objetivo inicial el del apoyo y ayuda a la veintena de personas que viven en el interior del inmueble ubicado en el parque y que no tienen otro lugar al que ir. / F.P. Alimentos. Kairós es una de las muchas asociaciones que en Santa Cruz reparten alimentos ante la creciente necesidad de las familias. En su caso atienden a más de 2.000 personas que se traducen en 600 familias. / DA
<
>
Cultura y apoyo social. La Asociación por la Rehabilitación del Parque Viera y Clavijo ha sumado a su objetivo inicial el del apoyo y ayuda a la veintena de personas que viven en el interior del inmueble ubicado en el parque y que no tienen otro lugar al que ir. / F.P.

Los fines son múltiples, tantos como asociaciones hay en el registro de entidades de Santa Cruz de Tenerife, 359 a 31 de mayo de 2015. La música, el carnaval, el medioambiente, benéficas, de protección de los animales, en defensa de los derechos de inmigrantes, personas con discapacidad, del patrimonio histórico, y las que más, de vecinos. En un momento en el que el asociacionismo parece estar en cuestión, entre este maraña de entidades, hay algunas cuya labor pasa por ser, por decirlo de alguna forma, un ayuntamiento en paralelo o en la sombra, en cuanto que se ocupan de cuestiones que son competencia del Consistorio y que éste, por imposibilidad, desidia o simplemente por desconocimiento no alcanza a atender las demandas de las personas a las que representan.

2.000
Es el número de personas que Kairós Tenerife socorre cada mes con la entrega de alimentos en la capital

Una de estas entidades es la Asociación Kairós Tenerife, una pequeña organización que nació como apoyo al pueblo saharaui para, en poco tiempo, darse cuenta de que aquí, en Santa Cruz, a las puertas de casa, había gente que lo estaba pasando mal. Así, se han convertido en el apoyo fundamental para las 2.000 personas a las que entrega alimentos de forma regular y que se traducen en más de 600 familias. Benjamín Barba, es su presidente, y como explica a DIARIO DE AVISOS, “en 2010 y a través de una trabajadora social del Ayuntamiento de Santa Cruz, que nos habló de la situación de muchas personas y decidimos encaminar nuestros esfuerzos en este sentido”.

El trabajo que realiza Kairós, como la mayoría de las asociaciones, es desarrollado por voluntarios, cuyo objetivo, relata Barba, es “tratar con todo el amor, cariño y respeto a las personas que acuden a nosotros”. En cuanto a la relación de Kairós con el Ayuntamiento, explica su presidente que es a través de los trabajadores sociales, “que nos derivan a las personas que necesitan ayuda de alimentos y recibimos una pequeña subvención de 500 euros para el mantenimiento de la asociación”. Las cifras que ofrece esta organización dan muestra de lo que ocurre en la ciudad como que el 28% de las personas que atienden son menores o que el 30% de las familias a las que ayudan no han dejado de acudir un sólo mes cuando, “esto debería ser algo puntual”, se lamenta Barba.

Cultura y apoyo social
Otra asociación que ha visto cambiar, o más bien, sumar un nuevo objetivo al inicial, el humanitario, es la Asociación por la Rehabilitación del Parque Cultural Viera y Clavijo. Como su nombre indica, nació para sacar del olvido y el abandono a ese espacio de la ciudad. Sin embargo, la realidad con la que se tropezó la entidad es que una veintena de personas sin hogar encontraron en el Viera y Clavijo un lugar para resguardarse de las inclemencias de la vida. Ana Mendoza es su presidenta y cuenta que “en nuestra lucha por la recuperación del edificio nos encontramos con esta personas a las que la vida les ha dado un batacazo tremendo y decidimos que teníamos que ayudarlos”.

Les llevan comida, ropa, organizan causas benéficas para apoyarlas e incluso, “logramos sacar de las cuevas del barranco de Santos a dos personas y las convencimos que estaban mejor en el Viera”. Esta labor no hace que olviden el fin con que se creó la asociación y siguen peleando por la recuperación del inmueble, “conseguimos que no se tirara el Pérez Minik, que se reabriera el parque y se adecentara y por supuesto no nos olvidamos de la promesa del alcalde (José Manuel Bermúdez) de que el Viera y Clavijo esa una de sus prioridades para este mandato”, explica Mendoza.

Junto a estas dos organizaciones está otra igual de revindicativa y como su portavoz señala, Ana Mengibar, desgraciadamente muy necesaria. Se trata del colectivo Queremos movernos en el que los protagonistas son las personas con discapacidad y sus derechos. “España es el país con la legislación más moderna en este aspecto pero en Canarias, Cabildos y Ayuntamientos hacen oídos sordos a la normativa”, señala Mengibar.

Mendoza: “Las 20 personas que viven en el Viera y Clavijo necesitan de nuestra ayuda”

Desde Queremos movernos se denuncia que en Santa Cruz, “nos encontramos con numerosas barreras para nuestra movilidad, nos sentimos desatendidos ante los numerosos incumplimientos”. “Ya llevamos seis años como asociación”, explica Mengibar, un tiempo en el que han trabajado en tres líneas básicas: reclamación de derechos, sensibilización y colaboración.

Entre sus logros, destaca la portavoz del colectivo, está que el Carnaval sea una fiesta más accesible, “aún queda mucho por hacer pero ya se tienen en cuenta a las personas en sillas de ruedas para ubicarlas en los espectáculos o intérpretes de lengua de signos”. También que, “después de mucho pedirlo”, el Ayuntamiento redacta el primer plan de accesibilidad a través de Simpromi. “Si lo hubieran hecho cuando los estableció la ley, ya habría que modificarlo”, se queja.

También reclama Mengibar que la capital sigue sin ordenanza de accesibilidad, “quedaron en pasarnos el documento redactado para hacer aportaciones pero seguimos esperando”. La actividad de este colectivo no se limita a Santa Cruz, han peleado por la accesibilidad en Puerto de la Cruz o en El Sauzal.

El siguiente paso en la lucha de este colectivo, avanza Mengibar, es que las instituciones que no cumplan la ley, “las denunciaremos ante instancias nacionales y europeas que se encargan del cumplimiento de la normativa para personas con discapacidad”. Desde Queremos movernos reconocen la labor del Cabildo, “que sí ha sido sensible ante nuestras demandas y especialmente su presidente, Carlos Alonso”. La accesibilidad de las guaguas o las paradas, son algunas de las cuestiones en las que la Corporación insular trabaja conjuntamente con Queremos movernos.

Historia y patrimonio
En esta amalgama de asociaciones que velan por distintos aspectos que afectan a la ciudad y a sus habitantes destaca una cuya visibilización viene de la mano de un hecho histórico, el más importante sin duda de la capital, la Gesta del 25 de Julio. La Tertulia de Amigos del 25 de Julio nació hace ya 20 años, con motivo de la celebración del bicentenario de la derrota de Nelson. Desde entonces no han parado de crecer y de ganar protagonismo, siempre en beneficio de Santa Cruz. José Luis Ledesma es su presidente y cuenta que “empezamos cinco amigos y hoy somos 25, y tenemos lista de espera”.

Arquitectos, historiadores, profesores, se dan cita en este colectivo que ha hecho mucho por la recuperación de la historia. Hitos, placas, representaciones, libros, todo encaminado en hacer perdurar la señas de identidad de la ciudad. “Una vez que logramos que la Gesta sea lo que ya es, hemos querido ampliar nuestros objetivos y trabajar por recuperar más símbolos para la ciudad como por ejemplo el monumento a José Murphy o al General Benavides”, explica José Manuel Ledesma. Ahora la Tertulia trabaja en un nuevo objetivo: realzar un monumento a la fidelidad en la capital. “Santa Cruz ostenta los títulos de leal, noble, benéfica y fiel, y creemos que esta última característica merece un reconocimiento”. Piensan que la plaza militar es un buen lugar para ubicarlo.

Mengibar: “Iremos a las instancias superiores para denunciar los incumplimientos”

La última de las asociaciones a las que se acerca este reportaje, en el que tendrían cabida muchas otras, está en trámite de constituirse como tal. Se trata de la Gestora en Defensa del Patrimonio Histórico de Santa Cruz. Nacieron hace poco más de un año y han logrado visibilizar el lamentable estado de dos cascos históricos y de muchos inmuebles patrimoniales concretos. El periodista Vicente Pérez es su portavoz y señala que el amor a la Historia de Santa Cruz es lo que les mueve, a lo que se une la convicción sobre los beneficios culturales y económicos que supondría recuperar el patrimonio.

“Ya no caben más excusas ante el grave abandono de El Toscal y parte del Antiguo Santa Cruz, y su recuperación con capital público y privado debe ser una prioridad para el desarrollo económico de la ciudad”, expone. Han logrado que todos los grupos políticos del Ayuntamiento apoyen un manifiesto en favor de ese objetivo -que también más de 1.300 personas respaldan en Facebook- y ahora esperan que se convierta en acuerdo plenario.