superconfidencial

Enfermedades catalanas

1. Dice la prensa que en Cataluña se producen más casos de gonorrea y de sífilis que la media europea, porque se ha descuidado el condón. Hay quien va a fabricar preservativos con la estelada, que es lo único que me faltaba por oír. A mí los catalanes me tienen puntito harto, no vayan ustedes a creer. Lo politizan todo, hasta los colores culés con esas barras y estrella. Una sola estrella. Entre los catalanes y las reducciones de Pedro Ximénez estoy que no vivo, porque a los cocineros españoles les ha dado desde hace un tiempito por reducirlo todo con Pedro Ximénez, que debe tener una cabecita como las del museo de los jíbaros. Vaya coñazo con las dichosas reducciones. Cuantas más reducciones, más estrellas Michelin. Toma coño. Hay ahora un calvo catalán puesto por Mas para encabezar su carnaval de septiembre que se le ha revuelto, se le ha revellado, como diría un canario tirando del dialecto de las medianías.

2. Este otoño va a estar bien, porque el nervio de los otros nos viene bien a los periodistas, eternamente nerviudos. No hay nada más rentable para un medio de comunicación que unas elecciones, aunque esto no sea ya lo que era, cuando corría el dinero y los periodistas jóvenes corríamos también, pero detrás de las hembras de las Nuevas Generaciones del PP o de las liberales del PSOE, que eran todas un primor. Como decía Peces-Barba, hay pajas que se recuerdan como novias. Y ya está. Nosotros aquí nos bastamos y nos sobramos para contar nuestras particulares memorias de África, pues qué bien.

3. Los catalanes, por lo que contaba yo en la primera parte de la parte contratante, tendrán que volver al condón, para no batir un récord indeseado por haberse relajado en su uso. Lo advierto, no porque me esté inventando nada
-que podría, en aras al periodismo interpretativo-, sino porque lo he leído en la prensa nacional, con pelos y señales. Es que la cosa no está para bromas y no estamos hablando de la entrañable y familiar ladilla, sino de asuntos más graves. Así que mucho ojo y a colocarse o chubasqueiro do pito (como llaman al condón en Portugal) para evitar pasar a mayores, en las vísperas de la independencia.
achaves@radioranilla.com