MÚSICA

La esencia del Tigre de Gales

El cantante logró que el público se pusiera en pie a cantar y bailar en varios momentos del concierto. / F.P, Tom Jones deleitó al numeroso público que acudió al Recinto Ferial con casi dos horas de concierto en las que repasó sus grandes éxitos. / FRAN PALLERO Tom Jones deleitó al numeroso público que acudió al Recinto Ferial con casi dos horas de concierto en las que repasó sus grandes éxitos. / FRAN PALLERO Tom Jones deleitó al numeroso público que acudió al Recinto Ferial con casi dos horas de concierto en las que repasó sus grandes éxitos. / FRAN PALLERO Tom Jones deleitó al numeroso público que acudió al Recinto Ferial con casi dos horas de concierto en las que repasó sus grandes éxitos. / FRAN PALLERO
<
>
Tom Jones deleitó al numeroso público que acudió al Recinto Ferial con casi dos horas de concierto en las que repasó sus grandes éxitos. / FRAN PALLERO

Escogió Tenerife para poner punto final a su gira europea y hay quien dice que también a su carrera sobre los escenarios, aunque después del derroche de voz que se vivió anoche en el Recinto Ferial, cuesta creerlo. Sir Tom Jones, encantado de hallarse en una “isla maravillosa” donde nunca antes había estado, comenzó su concierto pasadas las 22.30 horas y lo hizo con Burning hell, canción a la que le siguieron otras 21, recorriendo no solo los temas de su último disco, Spirit in the room, sino los de 50 años de carrera. Temas como Mama told me not to come, Didn’t it rain o Raise a Ruckus enlazaron con Don’t knock y Tomorrow night para pasear junto a Jones por el escenario y ante cerca de 6.000 personas, según la organización. El artista se acompañó de una magnífica banda que fue el complemento perfecto a la voz de quien en junio cumplió 75 años. Precisamente la edad, la del público -en su mayoría maduro- y la suya, fue un motivo para las bromas de Jones: “Lo importante es cómo te sientes”, sentenció.

Con Sexbomb el público no paró de cantar. Lo mismo pasó con Delilah y la aclamada It’s not unusual, que sirvió a generaciones muy posteriores para descubrir a Jones no solo como intérprete sino como gran showman.

El pop, pero también el góspel, el country, el rock o el soul, son los registros que Tom Jones trajo a Tenerife, demostrando que la esencia de este artista sigue presente en cada canción que interpreta con más o menor potencia, pero con el inconfundible toque de sir Tom Jones, su voz.