SOCIEDAD

La expedición de nuevos permisos de conducir desciende un 53% en Canarias desde el inicio de la crisis

La expedición de nuevos permisos de conducir ha descendido un 52 por ciento en España desde el inicio de la crisis, en 2008, mientras que en Canarias descendió un 53 por ciento, según un informe de la consultoría PONS Seguridad Vial, estudio que también revela que la apertura de nuevas autoescuelas ha incrementado.

De este modo, de los 1.360.700 permisos expedidos en 2008 se ha pasado a la expedición de 659.240 en 2014. Respecto a las autoescuelas que se encontraban en activo, 5.147 en 2008, se ha pasado a 5.971 centros en 2014, es decir, se han abierto un total de 824 autoescuelas en seis años. A esta cifra hay que añadir el crecimiento mencionado de las secciones de las autoescuelas, que alcanzaron 9.197 en 2014 frente a las 8.883 de 2008, lo que supuso un crecimiento del 4%.

En cuanto a los tipos de permiso, llama la atención la caída levemente inferior a la media del carnet tipo B, que descendió un 48%, con 859.179 documentos expedidos en 2008 a los 446.941 del ejercicio anterior. Los permisos más negativamente afectados durante el período analizado fueron aquellos vinculados al transporte profesional, pues el C1+C bajó un 68,76% y el permiso D1+D decreció un 69,18%.

Por comunidades autónomas, los mayores desplomes en la expedición de permisos correspondieron a Andalucía, con una caída del 59%, Extremadura, con una bajada del 60%, y Canarias, con una cifra de hasta el 53% menos. La Comunidad de Madrid, por su parte, registró un descenso del 51% mientras que en Cataluña la bajada fue algo inferior, del 48%. Por debajo de la media nacional, destaca la menor caída en los últimos seis años, registrada en las Islas Baleares (un 31% menos), junto a las del País Vasco y La Rioja, ambas con un 43% de descenso en los permisos aprobados.

En cuanto al número de centros de formación, destaca el crecimiento en las provincias de Andalucía, así como de Extremadura y las Islas Canarias. Concretamente, Huelva registró un crecimiento del 69%, Sevilla abrió un 48% más de centros, Almería incrementó la apertura de autoescuelas en un 44% y Málaga registró un crecimiento del 29%. Asimismo, otras provincias con un crecimiento importante de nuevos centros de formación fueron Badajoz, con un 30%, y Tenerife, con un 33%.

Por otro lado, las caídas más pronunciadas correspondieron a Palencia, provincia en la que descendieron los centros en un 10%, Pontevedra, cuyo decrecimiento fue del 8%, León, que registró un 7% menos de autoescuelas y Guipúzcoa, que comparte caída con La Coruña, ambas de un 6%.

CRISIS ECONÓMICA Y “CAMBIO DE PARADIGMA”

La directora general de PONS Seguridad Vial, Shara Martín, atribuye esta “paradoja” a la crisis económica, ya que “el cierre de oficinas de grandes autoescuelas ha supuesto el despido masivo de muchos profesores que han tomado los últimos años como alternativa profesional el autoempleo. Esto explica en gran parte el estancamiento en el crecimiento del número de secciones y el despegue en la apertura de nuevas autoescuelas”.

Por otro lado, Martín atribuye este cambio a otra crisis, la natalidad, que hace que España tenga hoy muchos menos jóvenes que en el pasado, así como al cambio de prioridades y valores de las nuevas generaciones. A su juicio, los factores a tener en cuenta a la hora de analizar la fuerte caída en la expedición de permisos de conducción han sido Internet y el “despegue de la economía colaborativa”, en crecimiento gracias a aplicaciones como BlaBlaCar o Uber.

Además, las nuevas generaciones tienen, según explica Martín, un “compromiso más profundo sobre el medio ambiente”, lo que configura un “cambio de paradigma en la movilidad de las personas, apostando muy fuerte por el uso de medios de transporte público, los sistemas de coche compartido o la bicicleta”.